Millo describe 150 "acciones violentas" en Cataluña

Efe
-
Millo describe 150 "acciones violentas" en Cataluña - Foto: Fernando Alvarado

El exdelegado del Gobierno declara que bajo la premisa de que "alguien no está atacando" se produjeron más de un centenar de ataques en diversos municipios, edificios públicos, cuarteles y hoteles en los que se alojaban policías nacionales

Con seguridad y claridad, el exdelegado del Gobierno Enric Millo ha asegurado que en Cataluña se produjeron unas 150 acciones con un "claro componente violento" por su agresividad, acoso, ataques a personas, hostigamiento, lanzamiento de objetos -algunos incendiarios- bajo la premisa de que "alguien nos está atacando"
Millo, que ha comparecido como testigo en el juicio del "procés", a petición de la Fiscalía, ha relatado un panorama de conflictividad creciente desde la aprobación de las leyes de desconexión el 6 y 7 de septiembre de 2017 que "de pacífico no tiene mucho", pues aunque "hubo manifestaciones pacíficas, en otras había un componente violento evidente".
Ha descrito un escenario de más de 150 acciones en diversos municipios, edificios públicos, en las sedes de las subdelegaciones del Gobierno, ante la propia delegación de Gobierno, en cuarteles de la Guardia Civil y hoteles donde se alojaban policías nacionales que dieron lugar a "episodios de acoso, hostigamiento y violencia".
Unas acciones, ha añadido, con "cercos, arrojo de objetos, incluso incendiarios, acoso a los propios agentes, a las comitivas judiciales, a los vehículos y a hoteles con policías hospedados".
"Se generó un clima en que cada día, a partir del 10 de septiembre, allí donde había una acción de la policía judicial, aparecía un grupo numeroso de personas para acosar, gritar, hostigar, amenazar incluso en algunos momentos agredir directamente vehículos y personas con el objetivo de impedir la actuación de esas comisiones judiciales", ha señalado.
Millo ha explicado que esto fue así porque se instaló la idea de que el Estado estaba atacando a Cataluña. "La llamada de vamos a defender a nuestras instituciones responde a una idea clara de que alguien nos está atacando", ha afirmado el ex delegado del Gobierno.
En su opinión, "era un poco el mundo al revés" porque la policía judicial actuaba por orden del juez y del fiscal con el objetivo de cumplir con la legalidad democrática vigente.
Y en cambio, ha continuado, "la llamada que se hacía desde las instituciones públicas catalanas y las entidades del movimiento soberanista era de salgamos a defender nuestra instituciones, lo que pretende denotar que alguien las estaba acatando, y ese alguien era la policía judicial".
Millo ha apuntado a los CDR, en concreto a los denominados CDReferendum y luego CDRepública, que son "células autónomas" bajo la apariencia de espontaneidad pero que "de espontáneo tiene poco".
Se trata de movimientos diversos en los que dentro "hay personas que no tienen ningún otro objetivo que usar la violencia y están camuflados", ha dicho Millo que ha explicado que "no se puede negar" que algunos CDR son violentos.

'La trampa del Fairy'

El exdelegado del Gobierno se ha referido también a la "trampa del Fairy" como uno de los tipos de agresión que sufrieron los agentes que participaron en el dispositivo desplegado en la jornada del referéndum. Consiste en verter detergente, para que el agente resbale y caiga al suelo "y luego les patearan la cabeza", ha explicado. 
A preguntas del fiscal Javier Zaragoza, Millo ha recordado como a partir del 2 de octubre estuvo visitando a los funcionarios alojados en los barcos que atracaron en el Puerto de Barcelona porque "tenía interés en conocer la impresión de lo que habían vivido", y ha calificado sus testimonios de "estremecedores".
"Tuvieron que afrontar una situación muy difícil,  habían estado cumpliendo con su deber y pude comprobar lesiones, dedos rotos, alguna fractura de pierna", ha enumerado, para añadir el caso de un chaleco antibalas "rajado de extremo a extremo, lo que no se hace con una uña", y que en dicho momento también alguno le confesó que había caído en la "trampa del Fairy". 
En este momento del interrogatorio ha tenido que intervenir el presidente del tribunal, Manuel Marchena, que ha pedido a los asistentes que evitaran "murmullos y sonrisas irónicas". 
Sobre el número de agentes heridos en total, Mallo ha señalado posteriormente a preguntas de los abogados de las defensas que fueron 93, mientras que no ha conocido nunca de forma oficial el número de ciudadanos lesionados, que el día del referéndum pasaron de 40 a primera hora de la mañana a casi un millar al terminar el día según las declaraciones del miembros del exGovern