Técnico capacitado

J. López
-
Luis Saiz es un apasionado del fútbol sala y el fútbol 11 - Foto: Reyes Martínez

Luis Saiz es el único entrenador conquense de Castilla-La Mancha en silla de ruedas que ostenta el título para dirigir a equipos de fútbol sala y de fútbol 11

Se llama Luis Saiz, es discapacitado, conquense y se ha convertido en la primera persona en silla de ruedas que obtiene el título de entrenador de Castilla-La Mancha en el primer nivel de fútbol 11 y fútbol sala. El primero le permitirá dirigir desde jugadores de corta edad y juveniles a la Primera Autonómica, mientras que el segundo le habilita para poder dirigir en Tercera División, cuarta del fútbol sala nacional.
El nuevo técnico asegura que su intención era sacarse en primera instancia el carné de fútbol, pero «era más complicado por los cinco metros que tiene de área técnica y la visibilidad del campo por la altura. Así que opté también por el de fútbol sala, mucho más cómodo». 
Afirma que ha logrado el título gracias a la ayuda de compañeros como Jaime Pérez, Lechu, conocido  por su labor como entrenador de porteros –recientemente técnico en la Balompédica–, con quien ha compartido viajes durante estos meses junto al nuevo míster, asistiéndoles para que pudiese también lograr el titulo. Confiesa que estuvo «a punto de dejarlo» porque sufrió «dolores», pero «mis hijos me animaron y los compañeros del grupo me ayudaron para poder hacer las prácticas». 
Eso sí, como cualquier otro candidato, dice haberle costado mucho esfuerzo sacárselo, «con mayor o menor dificultad, porque hay que usar la inteligencia y saber hacer las cosas». En lo referente a la discapacidad «me ha costado bastante, pero los compañeros me echaron una mano para llegar a ser monitor». Igualmente está muy agradecido a la Federación de Castilla-La Mancha, de la que dice que «se ha portado y ha dado muchas facilidades para que las aulas estuvieran adaptadas y también los campos».
El resto de formaciones recibidas y los exámenes «han sido iguales a los de cualquier otro compañero. Se valora la persona en sí, no se analiza la discapacidad», subraya.
muros que se eliminan. Finalmente, dice que lo que menos importa de la experiencia «es el título. Me ha costado sacármelo, como a cualquier entrenador, pero de cara a las discapacidades ha sido un reto conseguirlo».
En este sentido, remarca que lo importante «es el escalón que hemos dado, para romper esas barreras u obstáculos, puesto que por dónde vamos tenemos muchos impedimentos y este es un muro más que se elimina».
«Las pruebas físicas ya están adaptadas a una discapacidad concreta en la Federación y eso permite que cualquier discapacitado pueda tener un título, tal y como yo he podido lograr», dice el nuevo técnico, quien confirma que es la primera persona en silla de ruedas que lo logra y, «probablemente», una de las pocas que lo hayan obtenido en el país. 

Arranca el Vivo Cuenca FS. Cuenca tendrá un equipo en la Tercera División del Fútbol Sala Nacional y el propio Saiz será el encargado de dirigirlo tanto desde los despachos como a ras de campo. Aún se desconoce la pista de la capital donde habitualmente disputará sus partidos, pero ya se puede confirmar que la firma de empresas de hostelería y comercio de Cuenca, Vivo, será la encargada de dar nombre y patrocinar a este equipo que nace en Primera Autonómica y aspira al ascenso a la Tercera División. El técnico confirma que se necesitan cerca de 18.000 euros para arrancar la campaña en esta primera temporada, sin posibilidad de ayudas por parte de las instituciones. 
La idea del conjunto es comenzar la pretemporada, contar con una plantilla de cerca de 15 efectivos e iniciar la competición autonómica en septiembre. «Creemos que va a tener una repercusión social en Cuenca muy grande porque va a ser el único equipo de fútbol sala», dice el entrenador y presidente.
Además, a largo plazo, la intención es formar una base de jugadores que nutra poco a poco al conjunto de equipos. Saiz está convencido de que en la capital conquense hay «suficiente calidad» como para tener un equipo que al menos pudiese jugar en Segunda División  B.