Una lección aprendida

SPC
-
Una lección aprendida - Foto: ALBERT GEA

El Barça visita al Levante sabedor de que los 'granotas' ya les aguaron la fiesta la temporada pasada

El Barcelona visita el Ciudad de Valencia dispuesto a no dejarse sorprender por el Levante (20,45 horas/Mov. Part.), que en la penúltima jornada de LaLiga de la temporada pasada le ganó y, de paso, acabó con su condición de invicto en un trepidante partido que acabó con victoria local por 5-4.
El cuadro ‘granota’ recibe al azulgrana después de haber sumado cinco puntos en las tres últimas jornadas, en las que combinó una gran actuación en casa ante el Athletic, al que goleó por 3-0, con las visitas a Huesca (2-2) y Eibar (4-4), en las que se mostró discreto a nivel defensivo, pero muy eficaz en el remate.
El entrenador del Levante, Paco López, tiene las bajas por lesión de Pedro López, Doukouré y Samu García y, por contra, recupera a Sergio Postigo, ausente en los tres últimos encuentros por unas molestias musculares. Los descartes técnicos han sido: Antonio Luna, Nicola Vukcevic y Raphael Dwamena.
En el caso de que Postigo entrara en el once, el perjudicado podría ser Chema Rodríguez, mientras que Rober Pier y Cabaco se mantendrían en el equipo titular con Jason y Toño en la banda derecha e izquierda, respectivamente.
Paco López entregaría de nuevo el mando del cuadro a José Campaña, escoltado en el eje de la medular por Rochina, criado en La Masia, y Enis Bardhi, autor de dos de los cinco goles del partido del curso pasado.
La misión del Barcelona, por contra, es la de subirse al tren de la regularidad ante los valencianos en un partido trampa contra el equipo que el curso pasado acabó con una racha de 43 jornadas sin perder de los catalanes en la competición doméstica.
Después de encadenar, al fin, dos partidos consecutivos sin encajar goles ante el Villarreal (2-0) y el Espanyol (0-4), el conjunto de  Valverde pondrá a prueba su discutida fiabilidad defensiva ante un rival que, junto al Alavés, se ha convertido en la revelación de la presente temporada.
El Barça quiere acabar  2018 con dos triunfos que le permitan mantener, por lo menos, los tres puntos de ventaja que goza sobre el Sevilla y el Atlético, sus más inmediatos perseguidores.
Todo pasa por sumar contra el Levante la tercera victoria consecutiva en Liga y cerrar el curso sumando otros tres puntos en el Camp Nou contra el Celta.
En el Ciudad de Valencia el equipo catalán se verá las caras con el único rival que la temporada pasada consiguió ganarle en Liga. Un precedente que debe servir de aviso para la plantilla azulgrana, que en el primer tramo del curso está jugando a dos velocidades: actuaciones notables contra rivales grandes y decepciones en partidos que, a priori, parecían asequibles.
Por ello, no se prevén rotaciones después de que entre semana descansaran algunos pesos pesados en el partido intrascendente de la Liga de Campeones contra el Tottenham (1-1).