Una Agencia llevará la financiación de I+D+i

L.G.E.
-

La Ley de Ciencia también compromete un incremento de gasto en investigación para llegar a la media nacional. La consejera explica que es un marco normativo y que nace sin dotación

Una Agencia llevará la financiación de I+D+i - Foto: A.Perez Herrera

La Ley de Ciencia ha salido del laboratorio del Gobierno. La consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, informó esta mañana de que el Consejo de Gobierno ha acordado enviar ya este proyecto a las Cortes, donde se votará y aprobará definitivamente.  La Ley de Ciencia es el nombre por el que se la conoce, que es mucho más abreviado que el que tiene de verdad:Ley del Fomento y Coordinación del Sistema de I+D+i de Castilla-La Mancha. Y es innovadora en sí misma, pues es la primera que vez que a nivel regional se regula «de forma global» la actuación de los poderes públicos en este ámbito.
Rosa Ana Rodríguez señaló que la normativa trabaja en cinco líneas de actuación. La primera de ellas consiste en dar más estructura dentro del Gobierno regional a la I+D+i. Para ello se va a crear una Agencia de Investigación e Innovación, cuya sede estará en Puertollano, algo que fue promesa electoral de Page.
La consejera explicó que esta Agencia modernizará la gestión pública de la I+D+i en cuanto a conseguir y suministrar financiación, la concesión de proyectos, la evaluación de los mismos y su seguimiento. Otro órgano que se va a crear es el Consejo Asesor de la Ciencia y la Tecnología.
La ley incluirá también un compromiso de aumentar el gasto en I+D+i. La consejera de Educación expuso que el objetivo es que sea un «incremento progresivo» para que el porcentaje de inversión en Castilla-La Mancha se acerque al promedio nacional. Rodríguez señaló que se ha hecho un esfuerzo por aumentar los fondos desde que Page gobierna, pero que se arrastraba una situación de declive de la legislatura de Cospedal. «Arrancábamos a cero o a menos cero», indicó.
219 millones de gasto al año. La consejera comentó que se quieren basar en varios pilares para reforzar la I+D+i, contando con los fondos públicos de la Administración, pero también con la inversión que hace la Universidad y con la iniciativa de muchas empresas de la región. Según las cifras que aporta el Instituto Nacional de Estadísticas correspondientes a 2018, en Castilla-La Mancha el gasto interno en I+D+i fue de 219 millones de euros, que representa un 1,5% de todo el gasto nacional. Ese es el dato global, pero se puede desglosar en el gasto que hizo la Administración pública, que fue de 30 millones de euros, el que aportaron instituciones sin ánimo de lucro, llegando a los 38 millones y el tejido empresarial, que alcanzó los 129 millones. El INE no recoge en el caso de Castilla-La Mancha el dinero que destinó a I+D+i la enseñanza superior.
Rodríguez expuso que la ley funcionará como un marco y que por eso se irán concretando aspectos como ese incremento de inversiones con su desarrollo en decretos y órdenes. De ahí que comentara que la Ley de Ciencia «no nace con dotación financiera en paralelo».
La normativa incluye la elaboración de un Plan regional de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico. También dedica un apartado al fomento de la carrera investigadora de los científicos y añade un punto para llevar la cultura científica a las aulas, precisando que se potenciará «en todas las etapas» y con un enfoque específico para el papel de la mujer, una buena forma de celebrar que hoy es el Día de la Mujer y Niña en la Ciencia.