'La Tribuna' escribe una emocionante página en Albacete

T.R.
-

La sociedad albacetense arropó a la gran familia del periódico de Albacete, donde los asistentes pasaron de la risa al llanto, con intervalos de sorpresa y deleite gracias a varias actuaciones musicales

Uno de los momentos más emocionantes se vivió con la intervención de la premiada Mónica Márquez. - Foto: Rubén Serrallé

La ocasión lo merecía y el 35 aniversario de La Tribuna de Albacete cumplió con  una puesta en escena acorde a esta importante efemérides, en una gala que se celebró en el Teatro Circo, que, conducida por nuestra compañera en las tareas informativas, Ana Martínez, reconoció a los albacetenses que destacan en distintas disciplinas y que son embajadores de esta provincia fuera y dentro de nuestras fronteras. Para ello, la gran familia de este diario, el único en papel que sobrevive, y que día a día les cuenta toda la actualidad informativa de la ciudad, la provincia, la región, y los hechos más relevantes a nivel nacional, internacional, con secciones de deporte o cultura, estuvo arropada por representantes de las principales instituciones, grupos políticos, organizaciones sociales, sindicales, empresariales, así como del tejido asociativo y en definitiva de la sociedad civil.  Una alta afluencia de público que dejó el ropero del Teatro Circo sin perchas para colgar los abrigos.
Desde el rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado, pasando por el delegado del Gobierno, Francisco Tierraseca; el alcalde de Albacete, Vicente Casañ; la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez; el presidente de la Diputación, Santiago Cabañero; el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Vicente Rouco; hasta el director del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, Ibrahim Hernández, entre otras personalidades ilustres de la ciudad, se dieron cita en esta gala emotiva y divertida, donde la agilidad de los discursos de los representantes institucionales y los reconocidos, la magia y el ilusionismo de Miguel de Lucas, el humor de Ernesto Sevilla y las lágrimas y la empatía que se despertó en todo el público cuando Mónica Márquez terminó de agradecer su premio a la superación, hicieron de esta fiesta de La Tribuna de Albacete una celebración especial. 
También la música, de la mano de los alumnos Paula Vicente Romero, al piano, y Álvaro Martínez, trombón, del Real Conservatorio Profesional de Música y Danza de Albacete; y del músico Jairo de Remache, un artista en estado puro con aires flamencos, sirvió para mostrar las grandes promesas que tenemos en la tierra, que nada tienen que envidiar a grandes artistas internacionales. De ello dio buena muestra uno de los protagonistas de la noche, el mago Miguel de Lucas, que con su número de ilusionismo dejó a todos los asistentes a este aniversario boquiabiertos, y por supuesto todo el patio de butacas lleno de cartas cortadas con los valores de amor, empatía, emoción e ilusión. Un final inesperado sorprendió a todos los presentes a los que sumió en el desconcierto sobre el engaño utilizado.

El actor y director Ernesto Sevilla contó en clave de humor su accidentado viaje hasta llegar a Albacete, así como su relación de parentesco con el alcalde, Vicente Casañ, primo carnal, con palabras de recuerdo para Carlos, el hermano del primer edil, fallecido recientemente, pero dejó al público con ganas de disfrutar de alguna de sus particulares parodias.
A las felicitaciones a los reconocidos se sumaron las dirigidas a la gran familia de La Tribuna,  el corazón y el ADN del diario, que hoy es la referencia informativo de la provincia y la región y a la que todos los premiados y responsables instituciones desearon larga vida.