Borrell sugiere un G-3 contra el "duopolio" de EEUU y China

EFE
-

El ministro de Asuntos Exteriores aboga por "forjar" una política exterior conjunta entre los miembros de la Unión Europea para que la comunidad se convierta en el tercer pilar de la economía global, aunque sin buscar la discordia entre las potencias

Borrell sugiere un G-3 contra el "duopolio" de EEUU y China - Foto: Pedro Puente Hoyos

Josep Borrell ha destacado este lunes la importancia de contar con una Unión Europea unida, para que haya "un mundo G3", en el que la UE pueda contrarrestar el "duopolio mundial" que forman Estados Unidos y China.
Según Borrell, en la actualidad, más que existir en el mundo un G-7, lo que hay es "un G-2" formado por las dos potencias mundiales, situación que, en su opinión, debe hacer plantearse a Europa el reto de pasar a ser el "tercer pilar" del poder global.
Borrell, durante la inauguración, en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, del seminario Quo vadis Europa VII. Europa ante el nuevo ciclo político, ha considerado que ahora lo que demandan los ciudadanos europeos es pasar de una Unión Europea que "mira hacia dentro", a una Unión "dirigida hacia fuera".
Según ha apuntado, la tecnología, la demografía y el cambio climático son tres "importantes vectores que están transformando nuestras sociedades y nuestra forma de vida", con lo que están apareciendo "nuevos riesgos" y, también, una "nueva estructura de poder mundial".
En este sentido, Borrell aboga por "forjar" una política exterior de defensa "a la altura de esos retos, porque en caso de que la UE no sea capaz de conseguirlo "el mundo será distinto". Por ello, a juicio de Borrell, la UE tiene ahora una importancia mucho mayor que la que tuvo en el pasado, porque, según subraya, entonces fue un "intento de evitar los conflictos intraeuropeos".
"La inventamos para hacer la paz en Europa", ha señalado el ministro, para quien si entonces la UE estaba hecho para "mirar hacia dentro", mientras que el resto del mundo ya tenía "un policía que era Estados Unidos, que garantizaba nuestra defensa"; ahora los ciudadanos demandan una UE "capaz de actuar sobre el resto del mundo". Borrell subraya que para ello se precisa "unidad dentro" de Europa, porque, en caso contrario, "difícilmente nos van a hacer caso fuera si dentro no somos capaces de forjar posiciones comunes".
Para Borrell es la "nueva realidad" y los "nuevos desafíos". Y se ha mostrado convencido de que desde América Latina, África y Asia "se espera que hay un tercer poder europeo que sea capaz de combinar el soft power (poder blando) que hemos ejercido, con un poco más de capacidad coercitiva". No obstante, ha matizado que no se trata de que la Unión Europea se convierta en un tercer actor político en discordia, en una batalla por el poder, sino de "basar nuestra actividad sobre dos instrumentos fundamentales" que para los europeos, destaca, son la Declaración de los Derechos Humanos y los objetivos de la Agenda 2030.

 

Relación con Italia

El ministro de Exteriores, Unión Europea y Cooperación en funciones ha negado además que exista un problema internacional entre Italia y España por la crisis del Open Arms, pues, según ha dicho, los italianos tienen "un máximo interés en acelerar los trámites" del proceso.
"¿Cómo lo va a haber (un problema internacional)?, al contrario", ha enfatizado el ministro a preguntas de los periodistas. Borrell, que ha reconocido que no maneja "mucha" información al respecto, ha señalado que el buque Audaz está en aguas cercanas a la isla de Lampedusa esperando a que las autoridades italianas acaben de identificar a las personas que llegaron a bordo del barco Open Arms.
Ha añadido que, "tan pronto como esté efectuada la distribución entre los países que van a acoger, los transportará España". "Pero no tengo idea de los plazos", ha insistido.