CRÓNICA POLÍTICA

Charo Zarzalejos

Periodista


El insoportable tacticismo

Creían tenerlo todo controlado, pero el ya insoportable tacticismo ha estallado en la cara del candidato socialista. Ha estallado el lío. Un lío que, en  democracia, resulta increíble. Partiendo de la base que la normativa por la que se rige la Junta Electoral Central ha quedado superada por la realidad y, por lo tanto, ha quedado obsoleta es la que hay y a ella deben atenerse las formaciones políticas y los medios de comunicación, incluso los privados, lo cual es una demasía difícil de entender. Pero, insisto, es lo que hay mientras no se aborde su modificación. Tan llamativo o más que el hecho de persistan normas obsoletas es su no conocimiento por parte de quienes idearon el tacticismo por el que se ha venido rigiendo la campaña del Presidente-candidato. En estas mismas líneas defendí que era una campaña inteligente. Saliendo de ganador, le bastaba con no cometer errores. Sin embargo, una cosa es no cometer errores y otra bien distinta fiarlo todo a lo que ha resultado ser un tacticismo excesivo. Es difícil entender, desde un punto de vista estrictamente democrático, que no haya aceptado el cara a cara con quien puede ser su alternativa que no es otro que Pablo Casado. El motivo fundamental tiene una doble vertiente: no darle el status de alternativa posible y, por otro, recrearse en la famosa foto de Colón. Hay quien sostiene que una vez que el bipartidismo ha muerto no tiene sentido ese cara a cara. Y si, el bipartidismo tal y como lo hemos conocido ha muerto pero, de momento, es sobre la base de los que siguen siendo los dos grades partidos sobre los que se puede basar la gobernabilidad de España. Sin duda, este ha sido el primer error del candidato socialista. Luego vino la Junta Electoral Central y fuera de todo cálculo de la factoría electoral de Sanchez dice que no, que con la ley en la mano, el candidato socialista se ha quedado sin su añorada foto de Colón. Resulta hasta tierno, al mismo tiempo que carente de toda inocencia, escuchar a José Luis Abalos recodarnos que Vox es una realidad que está ahí. Está ahí para gozo y alegría del PSOE. El exceso de tacticismo se ha convertido en un lío que ha estallado en la cara de los estrategas de la campaña socialista. El error de cálculo ha supuesto un antes y un después en la campaña, en principio inteligente, del líder socialista. Pero el colmo de los colmos, lo ha protagonizado TVE. Siempre he pensado que radio televisión pública es un bien a preservar con independencia de quien rija sus destinos. La fecha inicial del ente público era el 22 y ahora, como Sánchez asegura tener libre solo el 23, el ente público y sin previo aviso a los demás partidos comunica que será el día 23. Los demás partidos, con buen criterio, han decidido no asistir a TVE. Si la situación se mantiene, cosa que está por ver, Sánchez debatiría consigo mismo. No pueden cometerse más errores en menos tiempo y esto, sin duda, tendrá consecuencias. Los socialistas, ellos solitos, se han cargado su propia campaña. 


Las más vistas