El 29,9% de la población regional está en riesgo de pobreza

EFE
-

El ingreso medio por persona asciende a 9.533 euros mientras que la media en el conjunto de España alcanza los 11.412 euros. El 38,8%de los hogares de la región no puede irse de vacaciones

La tasa AROPE eleva al 33,5% el porcentaje de la población castellano-manchega que se encuentra en riesgo de pobreza. - Foto: Alberto Rodrigo

El 29,9% de la población castellanomanchega vive en riesgo de pobreza (el 21,5% en España) y tiene unos ingresos medios por persona de 9.533 euros, mientras que el ingreso medio por persona en el conjunto nacional alcanza los 11.412 euros.
Son datos de la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) de 2018 elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), según los cuales, la tasa de pobreza -que para hogares de dos adultos y dos niños se fija en menos de 18.629 euros anuales- sólo se ha reducido una décima en un año, aunque en el caso de los menores lo ha hecho 1,9 puntos.
Esta situación hace que el 38,8% de los hogares castellanomanchegos no pueda permitirse ir de vacaciones al menos una semana al año o que el 40,8% no tenga capacidad para afrontar gastos imprevistos.
Además, el 7,1% se retrasa en los pagos relacionados con la vivienda principal y el 9,2% llega a fin de mes con «mucha dificultad».
Pese a estos datos, parte de las variables que conforman el riesgo de pobreza o exclusión se han reducido levemente y los ingresos medios por persona han aumentado un 3,1% hasta los 11.412 euros a nivel nacional.
El INE también ha calculado el riesgo de pobreza o exclusión social utilizando la tasa AROPE (por sus siglas en inglés, At Risk Of Poverty or social Exclusion), creado en 2010 para poder medir la pobreza relativa en Europa ampliando los criterios -no solo con los ingresos- e incluyendo la carencia material o la baja intensidad en el empleo.
Según esta metodología, la tasa de pobreza o exclusión social se eleva hasta el 26,1% de la población española y el 33,5% de la población castellanomanchega.
Por grupo de edad, y según AROPE, la pobreza se redujo levemente entre las personas de 16 y 64 años y 2,2 puntos entre los menores de 16, de los que casi uno de cada tres, el 28,8% sufre esta situación.
Advierte el INE de que más de 657.000 personas, el 1,4% de la población española, está a la vez en situación de riesgo de pobreza, con carencia material severa y con baja intensidad en el empleo.
Y, una vez más, subraya que, a mayor formación, menor riesgo de pobreza. Así, la tasa de pobreza pasa del 33,8% entre quienes solo cursaron educación secundaria al 12,6% de quienes alcanzaron la educación superior.
Por tipo de hogar, la mitad de quienes viven en hogares formados por un adulto con hijos dependientes están en riesgo de pobreza o exclusión social, un problema mucho menos presente en los hogares sin niños dependientes.
Y, como es lógico, el 59% de los parados estaba en riesgo de pobreza o exclusión social, frente al 15,1% de los jubilados. La pobreza también discrimina según nacionalidades entre los residentes en España, de modo que el porcentaje de personas por debajo del umbral de riesgo de pobreza o exclusión social es del 23,1% para los españoles, del 47,7% para los extranjeros de la UE y del 56% para quienes no son de la UE. Por comunidades autónomas, los ingresos medios anuales más elevados son los de País Vasco (14.722 euros por persona), Comunidad Foral de Navarra (13.585) y Cataluña (13.338), mientras que los más bajos fueron los de Extremadura (8.503), Canarias (8.964) y Región de Murcia (9.111).
Y las tasas de pobreza o exclusión social más altas las registran Extremadura (37,6%), Canarias (32,1%) y Andalucía (32,0%), frente a País Vasco (8,6%), Comunidad Foral de Navarra (8,9%) y Cataluña (13,6%) que tienen las más bajas.
Según la tasa AROPE, la tasas de pobreza se elevaron al 44,6% en Extremadura, Andalucía (38,2%) y Canarias (36,4%) y las más bajas se situaron en País Vasco (12,1%), Comunidad Foral de Navarra (12,6%) y Aragón (17,7%).



Las más vistas