Acuerdan reactivar el patronato de la Fundación Lozano

R.L.C.
-
Acuerdan reactivar el patronato de la Fundación Lozano

La Casa Consistorial acogió finalmente el 8 de febrero una reunión en la que se abordó la actualización de los estatutos de la entidad que gestiona el antiguo Hospital de Santa Emilia, conocido como 'El Hospitalillo'.

El patronato de la Fundación Lozano, que gestiona el emblemático edificio de El Hospitalillo de Tarancón, va a reactivarse. Así lo acordaron sus integrantes en la reunión que tuvo lugar, finalmente el 8 de febrero, en la Casa Consistorial. Además del presidente del patronato, que es el alcalde, José Manuel López Carrizo, asistieron el párroco de la iglesia de la Asunción, Miguel Alberto López, el médico Enrique Blanch, los empresarios Librado Loriente y Emilio Loriente, siendo excusada la asistencia de Francisco Manzanares.

Según ha informado este miércoles la portavoz del equipo de Gobierno, Riánsares Pérez, durante el encuentro el Ayuntamiento trasladó la necesidad de "reactivar el patronato, darle vida, la cesión del edificio es mientras que el uso sea sociosanitario, sino se cumple en un periodo determinario los propietarios podrían reclamar la propiedad". Tras la presentación de un borrador de nuevos estatutos, para modernizarlos y adaptarlos a la legislación vigente (los últimos registrados son los fundacionales de 1904), hubo acuerdo para la "renovación del patronato, registrarlo, que la fundación esté en orden y empezar a trabajar", detalla.

Desde hace doce años no se han presentado cuentas y los últimos estatutos no están depositados en el registro de fundaciones. Una vez realizados estos trámites, el Ayuntamiento tiene previsto acondicionar el edificio, en estado ruinoso, dando prioridad a la cubierta. A continuación, relata Pérez, animaremos a colectivos de Tarancón a presentar sus proyectos dentro del ámbito sociosanitario. Ya se conoce el empeño de la asociación de Memoria Histórica de Cuenca, que incluso está trabajando en su acondicionamiento, y el equipo de Gobierno cree que "proyectos ilusionantes y palpables de diferentes colectivos podrán tener cabida allí". Para Rian Pérez, "debe ser un edificio para el pueblo, nuestra obligación es garantizar que se siga manteniendo y no se puede estar doce años sin hacer nada".