Una cita histórica

Jonatan López
-
Un duelo de altura

El Liberbank Cuenca inicia este sábado la fase de grupos de la EHF Cup en Oporto, ante un equipo que Lidio Jiménez define como "un pura sangre"

Sábado, 19 horas, estadio do Dragao. Es el día y la hora ‘hache’ para el Liberbank Cuenca, en el inicio de la fase de grupos de la EHF Cup. En los próximos dos meses, el club conquense  tendrá su particular y mayor prueba de fuego hasta el momento. En ese tiempo, habrá que disputar hasta 17 partidos con la máxima exigencia.
Antes de que comience el carrusel de encuentros, el técnico Lidio Jiménez analiza el momento actual de la plantilla y las esperanzas puestas en las competiciones liguera y europea. De entrada, confirma que la plantilla ha llegado a un nivel óptimo, física y anímicamente, a esta parte trascendental del campeonato. «Creo que esta semana nos va a venir muy bien de cara a Oporto, el equipo está jugando cada día mejor y a la incorporación de Natan y Cristian nos dan más variabilidad en ataque, lo que nos permite tener alternativas.», dice Jiménez, quien recuerda que «es fundamental no tener nadie lesionado. Que no vuelva a caer ninguno más, caso de Xavi Castro y el Colo».  
Los rivales. El técnico califica al rival como «un pura sangre. Un equipo con gente grande, de muchos kilos, y un grandísimo entrenador. Pienso que es un equipo top 16 de Europa que podría jugar perfectamente la Champions. Una plantilla que, para mí, es la más fuerte del grupo».
Tampoco resta elogios para los otros dos rivales del grupo, TTH Holstebro y Constanta, de los que dice que «tienen experiencia europea, han sido campeones en su países y se manejan en estas situaciones. Los tres son favoritos por encima de nosotros».
¿Qué posibilidades tiene el Liberbank de dar la sorpresa? Lidio dice que las opciones «son complicadas, pero vamos a disputar cada partido. Nos hemos mentalizado de que en estos dos meses debemos pensar en el presente». Además, cree que el hándicap del equipo en Europa es «la inexperiencia» y, por contra, a favor tiene «la ilusión y toda una ciudad que está detrás de nosotros. En casa debemos intentar ganar los partidos, competir y que la gente vea que nos dejamos la vida».
En este punto elogia a la fiel afición que animará tanto en El Sargal como en los desplazamientos y que es fundamental. «Es importantísimo sentirse apoyado y saber que están contigo», señala.
No obstante, y aunque reconoce que la EHF Cup es un premio, «para disfrutarlo y adquirir experiencia», afirma que «lo nuestro es la liga». En la EHF «nos vamos a entregar al 200 por cien, pero sin descentrarnos en la competición liguera». La exigencia del calendario podría mermar las opciones en liga, por lo que, opina, «todos los jugadores tendrán que ser importantes. No nos vale que uno dispute 50 minutos y los demás no jueguen. Hay que rotar, participar y exigirnos todos al máximo. Estar concentrados  y saber que vamos a pasar de disputar la EHF en Oporto, con 400 conquenses animándote, a tener a una afición en contra enCangas».