«La sociedad civil dice que se apruebe la Ley de Garantías»

L.G.E.
-
García Molina ha clausurado hoy la séptima conferencia de la Red de Participación Autonómica - Foto: Ví­ctor Ballesteros

El vicepresidente segundo de la Junta, José García Molina, recuerda que es una normativa que pilotó Podemos, pero en la que han participado CCOO y UGT, colegios profesionales, la Federación de Municipios y la Red de Lucha contra la Pobreza.

La legislatura está en cuenta atrás y cada día que pasa es un día menos para poder sacar adelante las leyes que ha hecho Podemos en el Gobierno. La de Garantías sigue sin remitirse a las Cortes regionales 16 días después de aprobarse en el Consejo de Gobierno, aunque el vicepresidente segundo de la Junta, José García Molina, no tira la toalla y sigue diciendo eso de que  «hasta que se pita el final hay partido».
Reivindicó el trabajo hecho en ese proyecto de ley. «El trabajo ya está hecho, solo tiene que tramitarse», expuso, «en el Consejo de Gobierno del 12 de febrero se aprobó tramitarlo a las Cortes». Valoró que es una de las leyes «más avanzadas e innovadoras que se han hecho en nuestra región».
García Molina explicó que se trata de una normativa que ha pilotado Podemos, pero subrayó que han participado muchas organizaciones como los sindicatos UGTy CCOO, la Federación de Municipios y Provincias, los colegios profesionales de Trabajadores Sociales y Educadores Sociales o la Red de Lucha contra la Pobreza. Así que concluyó que no solo no se aprobaría una ley de Podemos, sino que tampoco se aprobaría una ley participada por la sociedad.
«La sociedad civil está diciendo que esta ley tiene que aprobarse», insistió, «mi pregunta es si va a negar la voluntad mayoritaria de la sociedad civil y quien lo haga va a tener que dar explicaciones». El vicepresidente segundo hizo estas declaraciones precisamente en un acto muy relacionado con la participación. Clausuraba esta mañana en Toledo la séptima conferencia de la Red de Participación Autonómica. De hecho, la Ley de Participación, que también ha pilotado Podemos, está en el gabinete jurídico. Podría estar cerca de pasar por el Consejo de Gobierno y, por tanto, acabar en el mismo atasco en el que está la de Garantías.
García Molina mira a las Cortes. La Ley de Garantías no se ha mandado a las Cortes porque así lo ha decidido el presidente de Castilla-La Mancha, según contó el portavoz del Gobierno regional. Argumentó en su día que no iban a enviar más normativas mientras que continuara el conflicto con el Grupo Parlamentario Podemos y mientras su diputado crítico, David Llorente, se comprometiera a votar todas las leyes del Ejecutivo.
En este panorama, el vicepresidente segundo mira a las Cortes. «Nos sentimos extrañados, engañados no», reconoció García Molina. «No entendemos qué está pasando en las Cortes para que no se lleven a cabo las leyes, no solo las que llegan del Gobierno, sino de los propios grupos parlamentarios», expuso.  «Por nuestra parte el trabajo está hecho y quien ponga trabas, que explique por qué», sentenció.
Aparte de la Ley de Garantías, también podrían sufrir ese parón legislativo la de Participación. Otro ‘damnificado’ es el consejero de Agricultura con la Ley de Economía Circular o la de Evaluación Ambiental, que sigue sin calificar. Mientras tanto, en las Cortes hay otras iniciativas que el Grupo Parlamentario Podemos tiene en cartera, como una proposición de ley sobre la Minería de Tierras Raras, que es la que desató todo este torbellino político, y una de derechos de las personas LGTBI.