La Diputación mantiene su apoyo a la Semana Santa de Cuenca

Redacción
-
La Diputación mantiene su apoyo a la Semana Santa de Cuenca

La institución provincia concede una subvención directa de 20.000 euros, algo más de 12.000 para la actuación de tres coros y nueve bandas de música, 10.000 más para el Museo de la Semana Santa y la publicación del pregón de la Semana Santa de 2018

La Diputación Provincial de Cuenca mantiene, un año más, su firme respaldo a la Semana Santa de Cuenca con la firma de un protocolo de colaboración con la Junta de Cofradías de Cuenca (JdC) por el que le otorga diversas ayudas directas e indirectas por importe de algo más de 42.000 euros. Rúbrica que se hacía efectiva este viernes por parte de los presidentes de ambas instituciones, Benjamín Prieto y Jorge Sánchez Albendea, que estuvieron acompañados en el Salón del Plenos del Palacio Provincial por el vicesecretario de la JdC de Cuenca, Rodrigo Merchante.
Un protocolo de colaboración que, en esta ocasión, tal y como ha recalcado Prieto, no solo contribuye al mantenimiento de la actividad de la Junta de Cofradías de Cuenca y a la organización de la Semana Santa, sino que, además, supone un fuerte impulso a la tradición de la música de banda de la provincia con el hecho de que este año, salvo una, todas las bandas contratadas para los desfiles procesionales son conquenses. Algo que, a su juicio, es de agradecer a la Junta de Cofradías, puesto que va a posibilitar el visualizar el gran potencial de nuestra tierra en este campo.
Un detalle éste que también ha querido resaltar el presidente de la Junta de Cofradías, quien ha explicado que, gracias a este protocolo de colaboración y por medio del Programa Talía de la Diputación, van a participar en la Semana Santa de la capital ocho bandas de la provincia; en concreto, la Banda de Música de Las Mesas que acompañará los cortejos procesionales del Perdón (Martes Santo) y En el Calvario (Viernes Santo); la de Horcajo de Santiago que participará en las procesiones del Silencio (Miércoles Santo) y Camino del Calvario (Viernes Santo); las de Osa de la Vega y Pozorrubio de Santiago que harán lo propio en los desfiles de Paz y Caridad (Jueves Santo) y En el Calvario; la de Mota del Cuervo, que acompañará a las hermandades de las procesiones del Perdón y Paz y Caridad; la de Villamayor de Santiago, que participará en la del Camino del Calvario; la de San Clemente, en la del Miércoles Santo; y la de Iniesta, en la del Jueves Santo. 
Pero, tal y como ha recalcado Prieto, el apoyo de la Diputación a la Semana Santa conquense mediante el programa Talía, que se estima en algo más de 12.000 euros, va más allá y a las ocho bandas de música de la provincia, hay que sumar la participación de tres coros y un grupo instrumental. Se trata del Coro Capilla de Música de la Catedral de Cuenca, que ya intervino en la Misa de Imposición de Ceniza; el Coro Alonso Lobo, para las procesiones de la Vera Cruz (Lunes Santo) y Santo Entierro (Viernes Santo); el Coro del Conservatorio para el canto del Miserere, tanto en el pregón como en las procesiones del Martes, Miércoles, Jueves y las tres del Viernes Santo; y la Agrupación Musical ‘Band Fever Ensemble’, para la procesión del Sábado Santo. 
Un respaldo de la Diputación que, según ha detallado Prieto, también abarca la aportación de 10.000 euros para el Museo de la Semana Santa de Cuenca, la publicación del pregón del año pasado y una subvención directa de 20.000 euros para la Junta de Cofradías, conscientes de la importante labor que desempeñan no solo en la organización de la Semana Santa, sino también en otras muchas actividades a lo largo del año.
Y es que, a su juicio, es fundamental y relevante esta colaboración entre la institución provincial y la sociedad civil, a través de la JdC, porque posibilita que nuestra Semana Santa continúe siendo ese gran escaparate que es atrayendo a miles y miles de personas no solo para conocer la capital y sus tradiciones, sino también la provincia.
No es de extrañar, en consecuencia, que Sánchez Albendea no haya dudado en agradecer a la Diputación esa constante colaboración y apoyo no solo a la Junta de Cofradías, sino también a las distintas hermandades, respaldando cuantos proyectos ponen en marcha y siendo receptiva a cuantas iniciativas surjan del mundo nazareno, lo que posibilita el mantenimiento de la actividad nazarena tanto en la capital como en la provincia.