La Mesa de Turismo acelera el paso para activarse en verano

J. López
-

La Diputación Provincial intensifica los contactos con los distintos agentes de sector turístico y hostelero para constituir el nuevo organismo que, de forma consensuada, conformará un estrategía común

La Mesa de Turismo acelera el paso para activarse en verano

La Mesa Provincial de Turismo, el nuevo organismo que impulsa la Diputación de Cuenca para vertebrar, unir al sector y organizar una estrategia común, acelera los contactos para iniciar su actividad y «ponerse en marcha antes de verano». Así lo confirma el diputado provincial de Turismo, Carlos Muelas, quien avanza que ya se han intensificado las reuniones con empresarios hosteleros y restauradores, entre otras asociaciones, entidades y colectivos relacionados, «para ver  quienes van a representar a cada uno de esos sectores en la nueva Mesa».
El objetivo claro del Patronato de Desarrollo Provincial y del Área de Turismo de la Diputación, encargados de impulsar la nueva entidad, es que «quede definida la estructura de la Mesa de Trabajo» antes de que se inicie la temporada estival. Por esta razón y para agilizar en la medida de lo posible su conformación, mantendrán en próximas fechas varias reuniones con los distintos agentes y representantes del sector para conformar el organismo. 
La constitución de la Mesa permitiría elaborar estrategias y diseñar destinos turísticos que atraigan a los diferentes tipos de visitantes, «que son cada vez más exigentes. Por eso es  necesario ir todos de la mano para poner a esta provincia a la vanguardia turística», comenta Muelas, que asegura que la intención es sumar, no dejar a nadie fuera y tratar de que el sector hostelero y gastronómico, los grupos de acción local, asociaciones culturales, las distintas administraciones, los partidos representados en la Diputación, e incluso la Universidad y el Obispado, estén representados en el nuevo organismo.
De hecho, en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) ya se establecieron distintos contactos con los consistorios de Belmonte, San Clemente, Enguídanos, Villar del Humo y Tarancón y, en estas primeras semanas del año, recalca el diputado del ramo, «estamos teniendo contactos directos con empresarios, hosteleros y con todas las entidades que puedan decir algo sobre el turismo. Sobre todo, lo que queremos es que aporten. En esta provincia no sobra nadie». 
Reconoce Muelas que la iniciativa que aúna el sector turístico está en una fase inicial en la que se debe fijar su funcionamiento y, entre todos los representantes, elaborar unos estatutos que regirán las acciones a llevar a cabo. 
Eso sí, si algo caracterizará a la Mesa de Turismo es el consenso entre todas las partes. «Cuando nos sentemos, queremos que todo el mundo contribuya con lo que considere y entre todos se vaya articulando cómo se va a desarrollar el trabajo», indica el representante de la institución provincial, quien recalca que «nuestra provincia tiene un importante potencial turístico, patrimonio cultural, espacios naturales, turismo activo que está en auge, o nuestra gastronomía, que es de gran calidad».
Asimismo, afirma que la mesa «pretende ser un grupo de encuentro donde estén presentes todos aquellos actores, públicos y privados que representen al sector turístico de toda la provincia». Se trata, por tanto, de «escuchar, dialogar y crear un estado de opinión por dónde tiene que ir el sector turístico conquense». 
Imagen y marca. La Mesa de Turismo tendrá una imagen asociada o logotipo e incluso se ha pensado en la posibilidad de incluir un lema o un eslogan que identifique a la marca. «Tenemos que tener un distintivo que nos represente. Esa es uno de los aspectos que debe ser prioritario, que exista una marca de Cuenca que permita reconocer la provincia a todo el que venga de fuera y que nos represente. En eso, también estamos trabajando».
Además, y entre las medidas iniciales, se podría plantear la unificación de señalética de los monumentos, establecer una red de oficinas de turismo por la provincia o crear destinos turísticos «que tengan retornos sociales, reviertan en la sociedad y generen riqueza en nuestros pueblos».
Y es que, en una provincia que sufre los efectos de la despoblación, el turismo «debe ser uno de los sectores que hay que trabajar para paliar y luchar contra el reto demográfico. No es el único ni en el que se tiene que basar exclusiva y principalmente el desarrollo de nuestra provincia, hay otros recursos a explotar, pero debe ser uno de los pilares».
Recalca Muelas la importancia de los distintos planes de inversión para recuperar patrimonio, de emprendimiento o para mejorar los accesos de caminos, vías y carreteras, pero entiende que todas «deben tener un retorno y revertir en la sociedad». Precisamente, menciona el proyecto para la rehabilitación de los yacimientos íberos de Enguídanos, Garcinarro, Iniesta y Barchín del Hoyo, en los que se destinarán 100.000 euros para acondicionarlos y abrirlos al público. 
«A las administraciones nos toca poner las condiciones más favorables para que esos recursos se puedan visitar. No podemos publicitar un bello paraje si el turista o visitante tiene unas grandes dificultades para llegar a él». Precisamente, y por último, subraya que Cuenca es, por sus grandes y variados recursos turísticos, «la gran desconocida, a pesar de que estamos entre dos grandes capitales como Madrid y Valencia».