Page arreglará las casas cuartel si aumenta la plantilla

Redacción
-
García-Page en la Casa de Cultura de Tarazona de la Mancha. - Foto: JCCM

El presidente regional asegura que en los últimos años «se han suprimido 300 puestos de la Guardia Civil», lo que redunda en detrimento de la seguridad de las zonas rurales y en la atención de casos de violencia y pequeños hurtos

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, anunció en Tarazona de la Mancha (Albacete) que reclamará y ofrecerá al Gobierno de España que salga de las próximas elecciones generales, un acuerdo para que, en esta región, «nos comprometamos de nuevo a financiar arreglos, rehabilitaciones y modernización» en las instalaciones de la Guardia Civil con la condición de que «el Estado incremente al menos la plantilla con 300 guardias civiles más».
Después de valorar el papel de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de las Fuerzas Armadas de España, García-Page explicó que en los últimos años «se han suprimido 300 puestos de la Guardia Civil» en Castilla-La Mancha, lo que redunda en detrimento de la seguridad de las zonas rurales de esta comunidad autónoma y en la atención de casos de violencia y pequeños hurtos, entre otros; razón por la que Page reclamó la reposición de estos efectivos de un Cuerpo en el que «este país ha demostrado una fe bien ganado a pulso» al Gobierno de España. 
Por otro lado y aprovechando su visita a Tarazona de la Mancha, el jefe del Ejecutivo regional avanzó que, en la próxima legislatura, el Gobierno regional impulsará la remodelación, ampliación y mejora del centro de salud de este municipio. Una infraestructura que responde a la estrategia de «recuperación del sistema sanitario» de Castilla-La Mancha emprendido en la actual legislatura por el Gobierno regional, «que no puede pararse», y que se priorizará una vez pasados los próximos procesos electorales.