Cuenca en Marcha! propone a los ediles donar sus dietas

Redacción
-

Cuenca en Marcha! también ha impulsado la idea de destinar un millón de euros a impulsar un "escudo social municipal" de cara a la recuperación

Cuenca en Marcha! propone a los ediles donar sus dietas - Foto: Reyes MartÁ­nez

El Grupo Municipal de Cuenca en Marcha! en la capital conquense ha propuesto que las dietas no retribuidas durante el estado de alarma percibidas por los concejales vayan a parar a la ayuda de familias vulnerables; a lo que ha sumado la idea de destinar un millón de euros a impulsar un "escudo social municipal" de cara a la recuperación.

Según detallan en su propuesta, podría echarse mano del remanente de tesorería, que se puede destinar a financiar gastos de inversión incluidos en políticas de Servicios Sociales y Promoción Social, ha informado el Grupo en nota de prensa.

Por tanto, la inversión propuesta supondría tan solo "una parte de un superávit" que, apuntan, "superaría los 10 millones de euros según estimaciones iniciales", aunque señalan que la inversión específica "queda abierta al acuerdo del conjunto de grupos que componemos la corporación municipal".

La primera de las medidas que plantean pasaría por la "implementación de un sistema único de ayudas sociales para familias en riesgo de exclusión social, en coordinación con ONGs y entidades sociales" con el objetivo de "dar una respuesta directa a las familias más vulnerables" que, explican, "afrontan esta crisis desde una posición que ya antes era complicada".

Estas ayudas sociales serían receptoras además de "las dietas no retribuidas durante el estado de alarma", ya que según justifican "el Ayuntamiento continúa parado tras casi dos meses de inactividad y esos recursos tienen que ser destinados allí donde van a ser más necesarios".

Ayudas a autónomos. Otra de las medidas propuestas se basa en la creación de una "línea de ayudas directas a autónomos y pequeñas y medianas empresas", la cual estaría destinada a "contener los efectos del COVID-19" en aquellos establecimientos y empresas que "se han visto obligados a cerrar sus negocios o que han visto reducido el volumen de negocio en su práctica totalidad".

Según han defendido, los negocios locales "son los que mayores retos afrontan en esta crisis por su incapacidad para adaptar su modelo de negocio al confinamiento ni a la crisis que se derivará del mismo", por lo que creen que "es necesario que la administración local les apoye de manera directa y decidida".

Por último, la tercera de las medidas que plantea CeM! en este acuerdo es el desarrollo de un "programa de apoyo adicional de vivienda, prevención de desahucios y alquiler social".