MIS RAZONES

Pilar Gómez


El nuevo PP, nacido para ganar

Pablo Casado ha renovado sus listas electorales de los pies a la cabeza. Casi el 80 por ciento de los canditatos al Congreso son nuevos, muchos de ellos, prácticamente desconocidos, pero con una idea común: el PP sale a ganar. Lo dijo Casado en el acto de presentación de su oferta electoral: “Somos el gran partido centrado, moderado, conservador, patriota, que ha sido creado, refundado y ahora renovado para seguir sirviendo a los españoles”.

Ahí está el reto. El panorama político también ha cambiado y en ese centro moderado del que habla Casado, han surgido otros actores, como Ciudadanos, más orientado a la izquierda, o Vox, que le arrebata electores por la derecha.

Casado es consciente de que el PP solo sobrevivirá si consigue permanecer al frente de este segmento del electorado. El PP debe surgir de este 28ª como el referente de ‘la casa grande’ de la derecha, al igual que lo era en tiempos de José María Aznar, un referente ineludible para el actual presidente de los populares.

Primero, ganar, evitar el ‘sorpasso’ de VOX que algunos anuncian y mantenerse como ‘primus inter pares’ en el centroderecha. Y luego, gobernar, para que no pueda repetirse el gobierno de Pedro Sánchez, carente de proyecto y de ética, campeón de las falsedades y los embustes, apoyado en quienes siente un odio profundo por España y los españoles.

Casado ha renovado sus filas, ha hecho un guiño al feminismo y salta a la palestra de la campaña no solo dispuesto a competir sino a ganar. Para lograrlo, ha sepultado al marianismo, de quien se reconocen sus méritos, que los tuvo, pero quien expulsó de su formación a tres millones de votantes. La apuesta de Casado es arriesgada, valiente y necesaria. Hay demasiadas cosas en juego este 28A como para no echar el resto en las listas, proyectos y campañas.