Conquense con suspense

Jonatan López
-
Conquense con suspense

Alberto Val Calvo

Un perturbador asesinato en un centro comercial de Cuenca y el extraño comportamiento del atacante» es el punto de partida de la inquietante historia que el periodista Alberto Val ha reflejado en su primera novela, El efecto Werther. Se trata de un relato de género policíaco que sucede en varios escenarios de la capital y en momentos que son claramente reconocidos por el lector.
Este conquense, de raíces mañas y planta de futbolista, dice no sentirse aún escritor a pesar de que haya publicado recientemente su primera novela en tiempo récord. De alma inquieta, reconoce que un buen día le dio por escribir, «sin ninguna pretensión. Hay gente que le da por salir a correr y yo me sentaba frente al ordenador y me ponía a teclear». 
Tras un primer intento, hace año y medio, cuenta que una idea le bastó para retomar esa costumbre de escribir por las noches y en poco más de tres meses dio forma a su primer relato. «Le di los primeros capítulos a mi novia y cuando lo tuve más perfilado a mi madre y a mi suegro, que me dijeron que les gustaba y que me hicieron correcciones. No me daban ideas pero me recomendaban, por ejemplo, que uno de los asesinatos no fuera con un cuchillo jamonero porque se doblaría», explica mientras esboza una sonrisa. 
Quien conoce a Val sabe que formó parte de aquella hornada de futbolistas de calidad que crecieron bajo la sombra del Conquense, desde categorías inferiores hasta llegar a hacer la pretemporada con el primer equipo y disputar algún que otro amistoso. Por aquel entonces, y ya ha llovido, despuntaban Futre, Butra, Javi Gómez, Javi Soria y un tal Mikel Rico, que hoy milita en el Athletic de Bilbao de Primera División y con quien compartió vestuario. Luego llegó la oportunidad del Campillo y del San José Obrero, lo que las rodillas le dejaron, y ahora mata el gusanillo del fútbol como jugador del nuevo club de la ciudad, el CD Balona Conquense que disputa la Segunda Autonómica.
No obstante, hace tiempo que Val está unido estrechamente a la información deportiva de la provincia con, precisamente, su proyecto personal: la web digital El Deporte Conquense, a la que dedica buena parte de su tiempo diario y semanal.
Eso sí, le resta horas al sueño para obligarse a cumplir rigurosamente con otra de sus pasiones, la lectura, «hasta el punto de convertirse en una obsesión y leerme libros en dos o tres días».
Probablemente, su gusto por las obras de  Joël Dicker, Lorenzo Silva, Carme Chaparro o Víctor del Árbol le hicieron plantearse la posibilidad de dar forma a aquellos primeros bocetos y transformarlos en El efecto Werther, de cuyo título resume que parte del fenómeno que se estudia en Periodismo –los medios de comunicación como forma de contagio– y que da nombre a la consecuencia que se produce en la sociedad cuando se imita un suicidio. «No es un relato propiamente de éste hecho, pero versa sobre copiar conductas», expone.
Comenta Val que la autopublicación en el conocido portal Amazon es una de las maneras «más cómodas y económicas» para publicar en formato físico y digital, y  es que éste es uno de los métodos útiles para que el nuevo escritor pueda divulgar de forma rápida y sencilla. De hecho, señala, un amigo suyo dejó su trabajo como diseñador para dedicarse plenamente a escribir. 
Por el momento, ya ha vendido más de un centenar de unidades y varios clubes de lectura le han invitado. Dice que su mayor satisfacción llega cuando algún que otro conocido y desconocido le hace saber «que le ha encantado y que lo ha devorado. Eso me asombra y me anima a seguir escribiendo».
Así es, el periodista y escritor afirma que tiene otra narración a medias.Seguramente no lo sepa aún, pero su mente ya está preparando su próximo libro.