Los colegios e institutos, abiertos hasta nueva orden

C.S.Rubio
-

La Junta llama a la calma e insiste en que la situación de la región es hoy de bajo riesgo. Lo que sí se han suspendido son las actividades no lectivas, desde las deportivas a las excursiones. El objetivo es impedir «la movilidad» del virus

El coronavirus no cierra los colegios

Los colegios e institutos de Castilla-La Mancha siguen abiertos hasta nueva orden. La Junta de Comunidades, en coordinación con la autoridad sanitaria y el Gobierno central, ha decido mantener a los menores en las aulas. ¿Las razones? Según el Gobierno regional, porque el nivel de extensión del coronavirus es aún bajo aquí (115 casos confirmados) y porque «tan de riesgo es que los niños jueguen en un parque que en el patio del colegio», en palabras del presidente autonómico, Emiliano García-Page.
En un llamamiento a la calma, especialmente en un ámbito donde llevan días circulando todo tipo de rumores y bulos, García-Page justifica este mantenimiento de la actividad lectiva en la comunidad en el hecho de que es un decisión estrictamente sanitaria. «Es los que nos dicen los expertos», insiste.
Y ante las más que esperadas comparaciones con  la Comunidad de Madrid, donde las aulas llevan ya dos días cerradas, reitera que la situación de la región vecina no tiene  comparación alguna con la de Castilla-La Mancha. Según explica, la decisión de Madrid es un intento de «evitar el movimiento» en una autonomía donde el Metro tiene dos millones de viajeros diarios.  
Es por eso que, de momento, tampoco se tomarán precauciones extraordinarias en las áreas de contacto con la región vecina, especialmente el norte de la provincia de Toledo y el Corredor del Henares en Guadalajara. «No descarto ninguna medida, pero lo haremos siempre que tengamos el aval de las autoridades científicas autonómicas y nacionales», concluye.
En cuanto a los centros en los que se detecten positivos de Covid-19, «se estudiará caso por caso», se ha limitado a decir. La contención en este ámbito está funcionando correctamente, asegura.
Lo que sí se han suspendido desde ya  son las actividades no lectivas, desde el deporte escolar hasta las excursiones, incluidas las que estaban previstas dentro del territorio regional. Como recalca, se trata de «evitar el movimiento». En este sentido, cualquier actividad fuera de las clases ordinarias deberá contar con la autorización expresa de Educación y de la autoridad sanitaria.
Los eventos deportivos y los espectáculos en general también se verán afectados a partir de ahora. Así, quedan suspendidos sine die todos los eventos culturales y deportivos cubiertos con un aforo de más de mil personas. En el caso de los de menor aforo (como cines y teatros pequeños), se limita el acceso a un tercio de la entrada.
También queda limitada a un tercio de su aforo la actividad de gimnasios y pabellones polideportivos.
«Estamos viviendo una situación muy excepcional que tiene distintas derivadas y en la que, lamentablemente, se mezclan distintos intereses. Sería realmente importante que solo hubiera un interés sanitario. Sería realmente importante que hubiera disciplina y lealtad sanitaria por parte de toda la población y, particularmente, de los que tienen alguna responsabilidad pública», concluye García-Page.