Un exmilitar de EEUU reconoce liderar un complot contra Maduro

Agencias
-

El director de la empresa de seguridad estadounidense Silvercorp admite que negoció con Guaidó en octubre poner en marcha la 'operación Gedeon' con el fin de derrocar al presidente

Un exmilitar de EEUU reconoce liderar un complot contra Madu - Foto: MIRAFLORES PRESIDENTIAL PALACE /

Nicolás Maduro ya tiene la confirmación de quién es el cerebro del operativo para acabar con él. El director de la empresa de seguridad estadounidense Silvercorp, Jordan Goudreau, un exboina verde condecorado que estuvo en Irak y Afganistán, aseguró ayer que es el líder de la maniobra para derrocar al Gobierno de Venezuela, que habría comenzado el pasado domingo con una frustrada incursión naval a cargo de su compañía y que «aún está en marcha».
La llamada operación Gedeon arrancó cuando «un grupo de mercenarios y terroristas», en palabras de Maduro, intentó adentrarse en Venezuela por las costas de La Guaira encontrándose con la oposición de las tropas venezolanas. Al menos ocho murieron y 11 fueron detenidos -en el último balance se habló de solo dos arrestos-.
Según la versión ofrecida por la Fiscalía de Caracas, la oposición dirigida por Juan Guaidó habría firmado un contrato de 212 millones de dólares con Silvercorp para echar al mandatario del poder. 
«La misión principal era liberar a Venezuela, capturar a Maduro, pero la misión en Caracas fracasó», confirmó Goudreau, por su parte. Igualmente, ratificó que «hubo bajas y detenciones» en el marco de este operativo, en el que algunos de sus hombres murieron otros fueron capturados.
Maduro sostiene que los «mercenarios y terroristas» fueron entrenados en la nación vecina con el apoyo de Silvercorp, a la que vincula con el Gobierno estadounidense y con la oposición antichavista. Sobre este asunto, Goudreau contó que intentó hablar con el presidente de EEUU, Donald Trump, para ponerle al tanto de la operación Gedeon, pero aseguró que no lo consiguió. De hecho, el propio Trump aseveró ayer que no tiene «nada que ver» con estas actuaciones. 
«La misión secundaria es establecer campamentos de insurgencia contra Maduro. Ya están en campamentos, están reclutando y vamos a comenzar a atacar objetivos tácticos», reveló, cifrando en 52 los efectivos que habría ahora mismo sobre el terreno.
El exboina verde confirmó también que firmó un contrato con Juan Guaidó por 212 millones de dólares para este operativo, precisando que fue el pasado 16 de octubre. Pero solo habría recibido 50.000 dólares a través del consultor político Juan José Rendón. La oposición prometió pagar el resto más adelante, aunque no lo ha hecho. «Tenían el dinero para pagarme pero no me pagaron», reprochó, al tiempo que aportó una grabación en una aparente conversación entre él y el líder antichavista, si bien ni el tema de la discusión ni la fecha están claros.