Unión de esfuerzos contra el daño cerebral sobrevenido

Redacción
-

El Centro de Atención Directa de Cuenca de ADACE Castilla-La Mancha ha organizado una serie de actividades dirigidas a sensibilizar a la población sobre esta problemática

Unión de esfuerzos contra el daño cerebral sobrevenido

Este sábado se celebra el Día Nacional del Daño Cerebral Sobrevenido, y por este motivo desde el Centro de Atención Directa de Cuenca de ADACE CLM han organizado una serie de actividades dirigidas a sensibilizar a la población sobre esta problemática.

El programa de actos arrancó el pasado miércoles, con el acto inaugural, con un aperitivo solidario y con las conferencias de Fructuoso Muelas, enfermero de Centro de Atención Primaria, y de Sandra Agudo, fisioterapeuta.

Este jueves se estableció una mesa informativa en el Hospital Virgen de la Luz, y hoy, viernes, otra en Carretería, donde se ha procedido a la lectura del manifiesto y también se ha llevado a cabo una chocolatada solidaria.

Para finalizar los actos, este sábado, en Argés (Toledo), se celebrará la novena Quedada motera a beneficio de ADACE CLM, en la que se realizará un circuito de accesibilidad, varios talleres, una ruta motera y una comida de hermandad.

La Asociación de Daño Cerebral Sobrevenido de Castilla-La Mancha es una asociación sin ánimo de lucro y declarada de utilidad pública. Nació en 2002 por iniciativa de personas afectadas y sus familias, con la voluntad de trabajar por y para los afectados, ante la desprotección que presentaba este colectivo después del alta hospitalaria, para una atención que tuviese en cuenta sus especiales características y necesidades.

El daño cerebral sobrevenido o adquirido es una lesión súbita en el cerebro que produce diversas secuelas en la persona. Estas secuelas pueden ser de carácter físico, psíquico o sensorial, desarrollando anomalías en la percepción sensorial, alteraciones cognitivas en la memoria o en el plano emocional. Entre las causas más comunes de este daño cerebral figuran los traumatismos craneoencefálicos y los ictus o accidentes cerebrovasculares, además de los tumores cerebrales y otras causas de origen infeccioso. El 68% de las personas afectadas presenta discapacidad para alguna actividad básica de la vida diaria y el 45% tiene esa discapacidad en grado severo o total.