CLM ocupa el segundo lugar en atención a la Dependencia

Javier D. Bazaga
-

Según el último informe del Observatorio para la Dependencia que realiza la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, Castilla-La Mancha es la segunda comunidad con mejor ratio de personas atendidas, y obtiene una nota de 8,6

CLM ocupa el segundo lugar en atención a la Dependencia - Foto: JUAN MANUEL

Castilla-La Mancha ocupa la segunda posición en el ránking de atención a la Dependencia que elabora cada año la Asociación estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales. Se trata del vigésimo informe que elabora este Observatorio para la Dependencia que otorga a la región una nota de 8,6 sobre 10 gracias a que, por cuarto año consecutivo ha registrado un crecimiento de las personas atendidas. Este 2019 ha sido del 7,51 por ciento con respecto al año anterior, dejando un acumulado del 57 por ciento en los últimos cuatro años, que la sitúa como la segunda mejor comunidad autónoma con mejor ratio de todo el país con el 13,81 por ciento de las personas potencialmente dependientes atendidas.
Según este informe, que se presentó este lunes en Madrid, Castilla-La Mancha ha conseguido rebajar en 2019 la tasa de desatendidos (limbo), en más de dos puntos, del 11 por ciento que presentaba a finales de 2018 al 8,7, manteniéndose lejos de la media nacional.
Para el vicepresidente de la Asociación estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, Ángel Parreño, «son buenas noticias» porque con esa reducción del llamado «limbo de la Dependencia» Castilla-La Mancha «se queda a las puertas de conseguir la atención total».
Parreño destacó que nuestra comunidad «sigue en su senda ya iniciada hace 5 años de progreso permanente y de mejora de la práctica totalidad de los indicadores» y reduce así su distancia con la primera en el ránking, Castilla y León, que obtiene un 9,3 de nota en este dictamen que cumple su vigésima edición. Es por eso que el vicepresidente de esta asociación independiente y sin ánimo de lucro destaca que «si -la región- hubiera recibido en el pasado ejercicio los 26 millones que le hubieran correspondido de no haberse aplicado el Real decreto Ley de 2012 y los recortes de 2013 hubiera podido llegara a la atención total y crear 1.000 puestos de trabajo nuevos».
Según este informe, el Sistema genera ya en la Castilla-La Mancha 16.018 puestos de trabajo directos, habiéndose creado en los últimos cuatro años más de 6.000 nuevos empleos, y es una región que aporta al Sistema de la Dependencia más de 338 millones de euros, lo que viene a representar el 82 por ciento del gasto público del Gasto Público, mientras que la administración general del Estado dedica 73,5 millones de euros, apenas un 18 por ciento del gasto público total.