Alejandro Ruiz: «Ya sé que Paco Núñez es un mentiroso»

C.S.Rubio
-

Alejandro Ruiz no tiene pelos en la lengua. El presidente del Grupo Ciudadanos en las Cortes de Castilla-La Mancha dice lo que piensa y lo dice como lo piensa. En esta entrevista deja claro que no se casa con nadie.

Alejanjando Ruiz: «Ya sé que Paco Nuñez es un mentiroso» - Foto: Yolanda Lancha


Alejandro Ruiz no tiene pelos en la lengua. El presidente del Grupo Ciudadanos en las Cortes de Castilla-La Mancha dice lo que piensa y lo dice como lo piensa. En esta entrevista deja claro que no se casa con nadie y que Cs es «un partido de Gobierno» que viene para quedarse. «El PP se creyó la gran mentira del PSOE de que Ciudadanos era la ‘marca blanca’ del PP y, por eso, se sienten muy contrariados, se creen que Cs les debe obediencia», advierte.
El curso político comienza en medio de una precampaña electoral. ¿Cómo lo llevan? El PP está yendo fuerte a por ustedes…
Son dos cosas diferentes. Por un lado, nosotros no empezamos ahora curso político, llevamos meses trabajando. Creo que fuimos el único Grupo Parlamentario que estuvo aquí todos los días en agosto. En cuanto al PP… Ellos están en la estrategia de la confrontación y no vamos a entrar en ese juego.
La agenda política de esta semana ha estado marcada por la insistencia del PP en asegurar que ciertos cargos de Ciudadanos en la región estaban a favor del ‘España Suma’ y en la insistencia de ustedes en negar estos contactos.
Aquí también hay dos cuestiones. La primera es que Paco Nuñez mintió. Por suerte o por desgracia, somos un comité regional pequeño. Todos nos conocemos y todos dijimos públicamente que no habíamos hablado con él. Y él, en vez de reconocer que fue un calentón, ha seguido con la huida hacia adelante. Yo ya sé que este señor es un mentiroso, ha quedado retratado como tal. Tampoco me pilla de nuevas. Si algo he podido aprender en este breve tiempo que llevo en política, es que los partidos, sobre todo los del bloque mayoritario del bipartidismo, han convertido la política en el mundo de la mentira, donde lo importante no es lo que se haga, sino lo que parece que haces. PP y PSOE son dos grandes ETT que viven de esto, de la confrontación política, del hoy estás tú y mañana yo y del yo te tapo esto y tú me tapas esto otro.
En cuanto a la cuestión del ‘España Suma’, pues mire, a nosotros nos ofrece el ‘España Suma’, mientras que a Vox le ha pedido que no se presente a las elecciones… ¡Son unos cachondos mentales! (y ríe). Al PP le ha faltado decir «no os presentéis ninguno».
En el caso del PP regional, ¿esta inquina que tienen hacia Ciudadanos se debe más al hecho de que por primera vez tienen competencia en el centro-derecha, o a un cierto resquemor por el pacto con el PSOE con el que le «han arrebatado», en palabras del PP, las alcaldías de Albacete, Ciudad Real y Guadalajara?
El PP se creyó la gran mentira del PSOE de que Ciudadanos era la ‘marca blanca’ del PP y, por eso, se sienten muy contrariados, se creen que Ciudadanos les debe obediencia. Sin ir más lejos, el otro día escuchábamos a José Julián Gregorio decir que Cs está votando «a las órdenes de Page». Es como decir que «tenían que estar a las nuestras». Lo que tienen que aprender de una vez es que Ciudadanos es un partido de Gobierno, que ya gobierna en municipios y que ya comparte el gobierno en comunidades autónomas.
Ciudadanos no es un partido bisagra, ni el cuñado, ni la mano derecha, ni la marca blanca de nadie. Hoy podemos estar hablando con un PSOE moderado, que esté en una línea nacional, y mañana podemos hablar con un PP moderado. O lo que es mejor, cuando está Ciudadanos, moderamos al PP y al PSOE.
La otra gran razón de ser de Ciudadanos es luchar contra la política de bloques, de seguir pensando en blanco o en negro, en rojo o en azul. Hemos demostrado que hay un abanico enorme de posibilidades.
A lo mejor es la falta de costumbre de tener competencia en el centro-derecha….
Pues ya llevan unos añitos… ¡Qué se vayan acostumbrando! El bipartidismo ha caído. Y no solo con Ciudadanos, se ha roto con Podemos, con Vox, ahora con Errejón... ¿Le va decir el PSOE a Errejón y a Podemos que no se presenten?
No estamos en ningún bloque, ni en el del centro-derecha en el que tanto nos quieren meter, ni en el del centro-izquierda. Estamos en el centro, que la derecha y la izquierda hagan lo que quieran, pero que nos dejen trabajar en paz.
La reforma del Estatuto de Autonomía vuelve a estar sobre la mesa. ¿Ciudadanos ve posible un acuerdo unánime en las Cortes? ¿Cuáles son sus líneas rojas?
Lo primero es que no hay que olvidar que el Estatuto tiene que ir a las Cortes Nacionales que, hoy por hoy, son un circo de tres pistas.
En cuanto a las líneas rojas, hemos visto algún atisbo de duplicar responsabilidades de la administración nacional en la autonómica y eso no nos gusta. Vamos a estar vigilantes para que no se creen cargos superfluos que generen una ‘Cataluña castellano-manchega’ o una ‘Comunidad Valenciana casatellano-manchega’. Imagínese que a Castilla-La Mancha, que es la segunda comunidad autónoma más endeudada, le metemos más cargos y más cargas, sería un auténtico desastre. No vamos a permitir que se vayan riadas de dinero en cargos para amigos y afines.
El Gobierno está dispuesto a incluir temas como el agua, la reclamación de la deuda histórica con la región o la reforma de la normativa electoral dentro de esta reforma del Estatuto. ¿Están de acuerdo? ¿Se plantean llevar al debate otros temas como la eliminación de los aforamientos?
Para nosotros el tema de la eliminación de los aforamientos es muy importante, todos los ciudadanos somos iguales ante la ley. En cuanto a blindar el agua en el Estatuto… no podemos olvidar que por mucho que la blindes, las competencias son nacionales. Es un brindis al sol. Al final, el agua la va a blindar la madre naturaleza
La ley electoral creemos que no es prioritaria. Si viene, bienvenida sea, pero a los ciudadanos les preocupa más otras cosas más importantes.
La legislatura pasada sí apoyaban un cambio de la reforma electoral.
La apoyaremos si sale, pero no la vamos a instar, hay cosas más importantes encima de la mesa. Es decir, ¿creemos que hay que cambiar la ley electoral? Sí, pero también creemos que no es prioritario.
En cuanto al agua, ¿ve posible un pacto regional sobre el agua con el que poder negociar un acuerdo en el ámbito nacional? ¿Qué creen que hay que hacer con el trasvase?
Un pacto regional por el agua ya lo hemos cerrado prácticamente con la inclusión de los pueblos ribereños en la mesa del agua. Y en lo que se refiere al trasvase, hay que evitar basar la política del agua en ‘trasvase sí, o trasvase no’. El problema del agua en Castilla-La Mancha y a nivel nacional es mucho más gordo que esto.
Seguimos apoyando un pacto por el agua y unos criterios técnicos y no políticos para el trasvase. Además, hemos instado a que se haga una mayor inversión en infraestructuras hidráulicas. Mientras todo el mundo está hablando de trasvase sí o no, nos olvidamos que en Castilla-La Mancha se han reducido las infraestructuras hidráulicas en un grandísimo porcentaje.
El trasvase en muchos aspectos es anacrónico, al final no deja de ser un conducto que recorre una cantidad ingente de kilómetros y está sometido a evaporación. Vamos a trabajar en medidas del siglo XXI, que son las que ha propuesto Cs a nivel nacional, como las desaladoras que funcionan con recursos naturales renovables. ¡Estamos hablando del Levante, que tiene sol y aire! Y aquí en Castilla-La Mancha se pueden optimizar las infraestructuras hidráulicas, que no se ha hecho nunca.
Otra de las cuestiones que nos preocupa es ver dónde se han ido los millones que han venido del Levante, porque en la cuenca cedente no están. El otro día el alcalde del PSOE (en alusión a diputado Francisco Pérez Torrechilla) hablaba maravillas de cómo se habían gestionado estos fondos. A este hombre le pierden los colores, los pueblos ribereños han sufrido una auténtica hecatombe, solo hay que darse una vuelta por su pueblo, Sacedón, para ver edificios y comercios vacíos, un paseo marítimo vacío... Si esto es buena gestión que venga Dios y lo vea...

Pero volviendo al tema del pacto regional del agua. Vemos como comunidades como Murcia tienen una voz unitaria en torno a esta cuestión. En Castilla-La Mancha falta esta voz única, ¿no cree que sin este pacto regional estaremos cojos para defender a nivel nacional nuestras necesidades?
Castilla-La Mancha siempre ha estado coja a la hora de defender sus necesidades por una razón fundamental: no aporta una gran cantidad de votos al Estado y el Levante sí.
¿Por qué tenemos en Guadalajara dos centrales nucleares? Porque aunque nos manifestáramos toda la provincia en Madrid, solo llenaríamos el Bernabeu y los alrededores.
A Castilla-La Mancha le pasa un poco igual, no ha tenido durante todos estos años relevancia en el ámbito nacional porque sus votos no eran vitales para soportar ningún gobierno nacional. La prueba está en que los Gobiernos del PP ordenaron trasvases y el PSOE los sigue ordenando. ¿Qué ha cambiado aquí? Absolutamente nada. Forma parte de este gran juego de la política de que parece que haces...
Sí hay que luchar, pero no por una política del agua en Castilla-La Mancha. Esto es una visión de terruño, tenemos que estar en un visión nacional. España es un país único y unitario, no podemos establecer fronteras políticas donde no hay fronteras físicas. Nosotros no vamos a hacer nacionalismo de agua, vamos a seguir los criterios técnicos y lo que digan las sentencias y Europa, y siempre en defensa de las obtención de recursos para los pueblos ribereños. Te lo dice alguien que es prácticamente de un pueblo ribereño.

Con la actual fragmentación del arco parlamentario, los partidos han descubierto la provincias despobladas, con pocos diputados pero cada vez más valiosos. ¿Es, por decirlo de alguna manera, mero postureo, o va tener consecuencias en positivo para la España vaciada?
En parte sí y en parte no. Yo vengo de la España vaciada y el problema aquí es muy grave. Lo hemos mamado de desde pequeños, hemos visto como la gente se tenía que ir a otros pueblos más grandes o a las capitales para poder tener algún tipo de salida personal o profesional. No hay servicios en estos pueblos porque, primero, es caro llevarlos y segundo, porque el bipartidismo no ha actuado donde no ganaba votos. El PSOE y el PP nos dicen ahora que llevan 40 años preocupados por la España vaciada y yo les digo o es mentira o ustedes son unos inútiles.
Yo fui una de las personas que confío en nuestra diputada nacional por Guadalajara, María Ángeles, que es agricultora de un pueblo pequeño de la Alcarria, para que llevara la voz de la España vaciada al Congreso. ¿Cuántos agricultores de la España vaciada ha llevado el bipartidismo al Congreso? Ni uno. Nosotros, desde Castilla-La Mancha, Castilla y León y Aragón sobre todo, hemos hecho desde el minuto uno alegatos por la España vaciada y nuestro partido nos ha escuchado y nos ha permitido presentar candidatos. Por tanto, ¿hay postureo? Sí, por parte del PSOE y del PP, ¿Por parte de Ciudadanos? Yo no hago postureo sobre la España vaciada porque soy de esa España, ni mi compañera María Ángeles. Nosotros venimos de ahí.
Una de las cosas que estamos instando es a que se instale el 3G a nivel regional. ¿Cómo se puede decir que en Castilla-La Mancha se han preocupado de la España vaciada cuando somos unas de las regiones con menos cobertura? ¿Como vamos a tener un negocio en un pueblo pequeño de la Alcarria o de los Montes de Toledo si no hay cobertura? ¿Hacemos señales de humo a Amazon?
¿Que perspectivas tiene para el 10-N?
El objetivo es mantenerse o superarse siempre, pero es verdad que van a ser unas elecciones atípicas porque la gente está hasta las narices. Los primeros que estamos hasta las narices somos nosotros. Son unas elecciones que nunca se tendrían que haber producido, porque Pedro Sánchez tuvo todos los mecanismos a su alcance para haberlas evitado. Pero toreó a Podemos y no quiso aceptar la solución del mínimo más mínimo que presentó Cs a última hora: que abandone a los nacionalismos y que no suba los impuestos.
Sánchez vive de los nacionalismos y quería ir a elecciones. Una prueba palpable de ello es que TVE sacó a licitación el decorado para el debate electoral días antes de que terminara el ciclo de negociación. Ha sido una tomadura de pelo.
¿Un mal resultado electoral afectará al liderazgo de Rivera?
No creo. Sobre todo porque en mi partido, afortunadamente, no hay tanto liderazgo como se vende desde fuera, sino una gestión de equipos muy competentes y -tengo que decirlo porque les conozco personalmente- muy buena gente, con una idea muy clara de país, de qué es lo mejor para los españoles y con la fuerza de años batiéndose el cobre en Cataluña. Albert Rivera lo que hace es encabezar este equipo, que es el mejor que podemos tener ahora mismo. Además, las elecciones van a cambiar poco o nada. Primero porque los partidos se van mover un uno o dos por ciento arriba o abajo y, segundo, no olvidemos que los Ayuntamientos y las Comunidades Autónomas, algunas de ellas gobernadas por Cs, no se van a mover en cuatro años, por tanto vamos a ver que pasa aquí, que es donde se palpa la calle.
¿El pasado veto de Rivera a Sánchez puede pasar factura?
Dos no se pelean si uno no quiere y dos no negocian si uno no quiere. Sánchez fue el primero que vetó a Rivera y el PSOE el que gritaba ‘con Rivera no’ la noche electoral...
Sánchez los mandó callar...
¿Qué iba a hacer, ponerse a botar? Es hooligan, pero no tanto. Nosotros hemos hecho un ejercicio de acercamiento. Lo hemos hecho a última hora y con dos premisas sencillas. Estoy convencido de que si hubiéramos hecho antes lo hubieran criticado también. Al final, quien está anclado en el bipartidismo va a criticar siempre a ciudadanos. Quien nos entiende son las personas que son realmente de centro y cada vez hay más.
Gobernar con el apoyo de Vox no es muy de centro.
Lo que es de centro es evitar que Vox haya introducido las medidas que llevaba en su programa y que haya entrado en el gobierno. Una mentira por mucho que se repita no se convierte en verdad. Vox no gobierna en ningún sitio con Ciudadanos y las medidas que intentó llevar Vox para recortar, por ejemplo, derechos Lgtbi fue Cs quien las vetó. ¿Me puede decir alguien cuántos derechos sociales se han recortado en Andalucía? Ninguno, ni en Madrid tampoco.
 Esta política de teletubbies hace que se den situaciones paradójicas. Para la gente del PSOE somos radicales fascistas y para el PP radicales izquierdosos. Estamos en una comunidad donde el presidente del PP me ha llamado a mí radical izquierdoso. Esto ratifica que estamos en el buen sitio, en el centro.
Núñez les acusaba hace una semana en una entrevista en La Tribuna de ser socios de los amigos de Bildu...
Núñez es un gran humorista. Está hablando de un partido que es su socio del Gobierno en Madrid o Andalucía. Lo dice porque en Castilla-La Mancha no pudimos llegar a un acuerdo. Pero lo que no dice Núñez es quién se levantó de la mesa de negociación con cajas destempladas, diciendo que les insultábamos.
¿No quiso compartir las alcaldías que ahora Cs comparte con el PSOE?
No, no no. No quisieron ni oír el planteamiento. El PP solo descolgó el teléfono cuando ya era vox populi que habíamos llegado a acuerdos con el PSOE. Entonces sí le entraron las prisas. Los líderes del PP de Castilla-La Mancha son indignos de sus votantes y afiliados. Hay un paralelismo perfecto entre el PSOE nacional y el PP regional: un líder que es capaz de lo que sea para mantenerse en el sillón y que vive en el frentismo más absoluto. A Sánchez y a Núñez les gustan las mayorías absolutas, gobernar ellos solos, uno en su Falcón y el otro en su coche oficial, pero se tienen que dar cuenta que el bipartidismo por fin se terminó y es el momento del diálogo.
¿Van a presentar una enmienda a la totalidad a los presupuestos?
No nos gustan las enmiendas a la totalidad. Hay partidos que presentan enmiendas a a totalidad antes de que hayan salido los documentos.
Tenemos que evaluar antes el presupuesto. De momento, hemos sido críticos con el techo de gasto. El consejero se cree que va el solo y que lleva un Ferrari y realmente lleva un coche más modesto.
También pedimos unos presupuestos de base cero, que no parta de presupuestos anteriores. Son más laboriosos hacer, pero más realistas. Además, lo que se nos ha anunciado en gasto social y sanitario está muy por debajo de lo que se gastaba hace dos legislaturas, no me parece como lanzar las campanas al vuelo.