LA PLUMA CONTRA LA ESPADA

José Manuel Patón


Rinconetes y cortadillos

Es lo que hay. También hay héroes y gente con tesón como todos nuestros deportistas, y de los primeros, que hay muchos, Nadal. Pero prima el mangoneo y el reparto del botín. Vienen mal dadas para Europa, y ya hay señales incluso oficiales, que son las más tardías porque la burocracia está alejada de los ciudadanos. Y aquí, sin gobierno, perdón, con gobierno sin gobernar, nos encontramos que lo que se discute  no es el programa del PSOE, sino los cargos, es decir, el poder. Mucho hablar de la casta, pero cuando se toca pelo, se quiere entrar. Los dirigentes de Podemos han ingresado en la casta por los diputados, concejales y demás políticos, y quieren entrar en el gobierno de España. Dicen que es para garantizar que se cumplan los programas, lo que es más demagogia barata, porque todos sabemos que lo que quieren es sentarse en los sillones del poder para nombrar a sus amiguetes como lo hicieron en el Ayuntamiento de Madrid. Podemos se ha convertido en otra empresa como lo son el PSOE, el PP y parece que se está convirtiendo Ciudadanos. Los políticos no tienen vergüenza, y cuando llegan al poder no se crean que ponen a técnicos a administrar nuestros intereses, lo que hacen es colocar a sus amiguetes para cobrar grandes sueldos. La burocracia sigue y es la decadencia de occidente. Tenemos gobiernos hasta en la sopa. Primero en Europa, luego en el gobierno central, luego en las Diputaciones, en las Autonomías, en los Ayuntamientos y solapadamente dirigiendo fundaciones subvencionadas donde también se colocan los amiguetes. Esto es un pastel y se lo siguen repartiendo sin trabajar. Desde aquella crisis de Zapatero donde se clamaba por adelgazar la Administración pública, por reducir los gastos de los políticos, los chóferes, los coches oficiales, los viajes en primera, las súper dietas, sigue habiendo un desparramo a lo bestia. Mientras tanto los pensionistas, los empresarios, los parados, los emprendedores, los investigadores, sufren los recortes y el miedo a que se acaben. No ha habido ni una sola reducción del gasto en los políticos, continúan repartiéndose el poder judicial, el Tribunal Constitucional, nombrando a los súper jueces del Tribunal Supremo, y así nos va. Por lo menos Ciudadanos debería dar un paso al frente y abstenerse para permitir al PSOE gobernar, pero piensa en el suicidio como también parece que es el camino de Podemos. ¿Nuevas elecciones? Qué vergüenza de políticos. Y no digamos de la santa madre Cataluña, donde se están descubriendo verdaderos estragos económicos nacidos de la pujolandia. Rajoy heredó un desastre de Zapatero, y arregló algo, y a la gente se le olvidó lo de rebajar los gastos de los políticos. El dinero lo sacó Montoro de expoliar a los españoles. ¿Más de lo mismo? La crisis acecha y no se toma ni una sola medida mientras solo se habla de repartirse los sillones. ¿Es que no hay nadie que quiera pasar a la historia con gloría.


Las más vistas

Opinión

Chita callando

Al sentarse posteriormente en mi mesa, no pude menos que felicitarle por el atrevimiento de trasladarles esa contundente sentencia; la compartía plenamente

Opinión

Todo sigue igual, nada cambia

Mientras escribo estas líneas, los candidatos agotan sus últimos días de campaña, dispuestos a que de sus labios salgan los más encendidos disparates