"Veo a Unidas Podemos en el Gobierno"

Javier D. Bazaga
-

Portavoz en el Congreso de la formación morada, la madrileña reclama al electorado el apoyo necesario para tener la oportunidad que se les negó tras el 28-A de formar un Ejecutivo de coalición con el PSOE

"Veo a Unidas Podemos en el Gobierno" - Foto: JUAN LAZARO

Irene Montero nos recibe junto a la pequeña de sus hijas, Aitana, en su despacho del Congreso. La número dos de Unidas Podemos al Congreso por Madrid estuvo a punto de convertirse en vicepresidenta del Gobierno si no hubiera sido por lo que ella achaca a una «falta de voluntad» de Pedro Sánchez. 

 

¿Cómo han vivido desde Unidas Podemos la exhumación de Francisco Franco?

Nuestra democracia es un poco más fuerte, pero creo que las cosas se podrían haber hecho de manera que dejase sin ningún género de duda el protagonismo a las víctimas. Hacer esto a dos semanas de unas elecciones ha manchado un hecho que debería haberse producido hace mucho tiempo. Creo que no era necesario hacerlo en plena campaña. Se podría haber hecho el 11, el 12 o el 13 de noviembre sin manchar de electoralismo una jornada histórica para nuestro país. Que hubo un movimiento electoralista lo tiene claro ya toda España.


¿Qué debería ser ahora el Valle de los Caídos?

Un espacio para la memoria. Un espacio que impida olvidar lo que pasó para que no se vuelva a producir. El protagonismo tiene que ser para las víctimas.


¿Qué fue lo que impidió que hubiera un Gobierno progresista en España?

Pedro Sánchez, que no quería un Gobierno de coalición. Lo ha dicho públicamente cuando afirmó que no podría dormir por las noches si hubiese ministros o ministras de Unidas Podemos en el Ejecutivo. Lo determinante es que Sánchez no quería pactar un Gobierno con nosotros. De lo contrario, habría ocurrido como en seis comunidades autónomas en que los barones territoriales socialistas han pactado con UP Ejecutivos de coalición.


Pero en julio hubo un Gobierno de coalición encima de la mesa que ustedes rechazaron.

Nosotros aceptamos su propuesta a pesar de no respetar la proporcionalidad de los votos obtenidos en las urnas. Nosotros hicimos presidente a Pedro Sánchez en la moción de censura de 2018 a cambio de nada y él no tenía ninguna experiencia. A pesar de todas las excusas como Cataluña, los Ministerios de Estado, de vetar a nuestro candidato, Pablo Iglesias, en un gesto antidemocrático. Y con todas esas condiciones les fuimos aceptando todas, hasta llegar a una propuesta sobre políticas activas de empleo, que nos sugirió un dirigente socialista, pero el PSOE no quería un acuerdo y hubiese buscado cualquier excusa. Pedro Sánchez prefería una repetición electoral a formar Gobierno porque creía que así obtendría un mejor resultado o el apoyo de la derecha.


¿Es el Ejecutivo de coalición la aspiración última de Unidas Podemos?

Claro que sí, si es lo que los ciudadanos votan. Si ninguna fuerza tiene mayoría absoluta, como todo parece indicar, la forma de llegar a acuerdos entre los diferentes partidos, a izquierda y a derecha, es la coalición.


¿Y qué les hace pensar que esta vez Pedro Sánchez sí querrá una coalición con ustedes?

i familia, que es de Ávila, me ha enseñado que las cosas importantes no salen a la primera. Es el valor de la perseverancia. Si el voto de la gente hace que UP esté fuerte, Sánchez se verá obligado a no pactar con PP y Ciudadanos, como está proponiendo ahora, sino a hacer un Gobierno progresista con nosotros. Y esto es más importante ahora que en las anteriores elecciones, porque todos los expertos coinciden en que viene una situación económica difícil y ya sabemos lo que hacen el PSOE y la derecha cuando vienen tiempos difíciles: recortes, privatizaciones y proteger a las grandes fortunas. España se merece que probemos a hacer las cosas de otra manera. Un Ejecutivo progresista que blinde derechos en lugar de hacer recortes, que garantice que no haya una persona, viva donde viva, desde el último pueblo a la ciudad más grande, que no tiene su atención sanitaria y a domicilio si es necesario porque no se pueda mantener un centro de salud. Carreteras que vertebren el territorio también en Ávila o en Cuenca. Probemos. Peor de lo que nos ha ido con los recortes no va a ser.


¿Y cómo puede ser ese Gobierno con la confianza perdida en aquella negociación?

En política, lo determinante son los votos que te da la gente. Y si la gente nos da mucha fuerza y vota a Unidas Podemos, la confianza se volverá a crear. Lo importante es la correlación de fuerzas. El cumplimiento de la palabra dada es otra cosa importante que, por desgracia, estamos muy poco acostumbrados a ver en política. Creo que la gente sabe que Unidas Podemos cumple con la palabra dada.


Viendo que su lema es Un Gobierno contigo y el del PSOE es Ahora Sí, parece que se han puesto ya de acuerdo.

Nuestro lema no va dirigido a otros partidos. Hace referencia a las personas. Nuestro lema pretende decir que por qué no probamos a hacer un Gobierno en el que cuenten las personas que no tiene deudas ni mochilas con los responsables del Ibex 35, las entidades financieras o multinacionales que sin saber siquiera dónde está España nos marcan los precios de los alquileres. Un Ejecutivo que incluya a la gente los 365 días del año, aunque no vote, y que afronte una situación económica difícil que va a venir blindando los derechos de la gente.


¿Se ve usted en el Gobierno después del 10 de noviembre?

Eso son muchos pasos después. Yo veo a Unidas Podemos en el Gobierno.


¿Ve eso antes que un acuerdo de PSOE y PP?

Yo creo que la voluntad del PSOE es pactar con la derecha. Si UP no está fuerte, van a utilizar a Cataluña como excusa para pactar con el Partido Popular, no para arreglar nada en Cataluña, ni preocuparse por la España vaciada.


¿Si Más País fuera clave en ese nuevo Gobierno, se sentirían cómodos?

Claro que sí.


¿Han superado ya el duelo de la marcha de Íñigo Errejón?
Las escisiones forman parte natural de los países donde hay muchos partidos. En España ya lo hemos visto, no es nuevo, la Nueva Izquierda salió de Izquierda Unida para integrarse en el PSOE, Vox es una escisión del PP... Las escisiones son algo habitual en nuestro sistema de partidos y es natural.


¿Cómo valora las palabras de la presidenta de la ANC aludiendo a la visibilidad que le da la violencia al conflicto en Cataluña?
Hay un gran consenso en que el límite en las movilizaciones para defender cualquier cosa es la violencia. Eso es un consenso para el conjunto de la sociedad española y también para la catalana. Si por algo se ha caracterizado la ciudadanía en Cataluña es por hacer movilizaciones muy grandes, en un sentido o en otro, pero siempre pacíficas, y a nadie o a casi nadie le está gustando la violencia que hemos visto estos días. Hemos visto gente independentista que quiere movilizarse de forma pacífica y que no se siente representada por esa violencia. Incluso se lo han recriminado.


¿Cuál es la solución en Cataluña para Unidas Podemos?
El diálogo.


¿En qué se diferencia eso de lo que dice Pedro Sánchez?
Es que Sánchez ha dicho en algunos momentos que defendería el artículo 155 de la Constitución y ha participado en su aplicación. En otros momentos, ha remarcado que España es un país plurinacional y que Cataluña es una nación. Sánchez utiliza Cataluña de una manera electoralista. Un día dice una cosa y otro la contraria. Nosotros somos los únicos que no hacemos electoralismo. Llevamos defendiendo lo mismo desde el principio, nos vaya bien en las elecciones o nos vaya mal. Esto solo se arregla con diálogo, ni la amenaza permanente de aplicar el 155 ni la unilateralidad de los partidos independentistas catalanes ha funcionando. Toca reconocer que hay una parte importante de la sociedad catalana que quiere independencia y sentarse a hablar con otra mayoría que no la quiere, pero que quiere otra forma de reorganizar la convivencia.


¿Y si la premisa para sentarse a negociar es el referéndum de autodeterminación?
No hay que descartar de entrada ninguna posible solución. Defendemos una solución democrática. No pasa nada porque la gente vote. El qué se vota o el contenido de esa consulta es lo que hay que dialogar. A nosotros no nos parece mal que se haga esa consulta. Ya hay precedentes, como Andalucía, que salió a la calle y defendió la necesidad de tener su propio estatuto, y lo votaron los andaluces, no todos los españoles. El contenido de esa consulta tiene que formar parte de la mesa de diálogo. Todos tenemos que sentarnos sin líneas rojas.


¿Cuál es la base de su programa electoral?
Gobernar con los ciudadanos y el blindaje de los derechos. El PSOE va a intentar que solo se hable de Cataluña y de Franco, y es importante. Pero están impidiendo que se hable de otros territorios que llevan muchos años sin ser atendidos, con carreteras en mal estado, falta de acceso a servicios fundamentales como Sanidad o Educación con cierres de escuelas rurales o centros de salud, falta de acceso a bienes culturales también. Una financiación autonómica que necesita una vuelta de tuerca y que tiene que partir de un suelo de ingresos que tienen que recibir todas las comunidades para poder garantizar los servicios mínimos. Y cuando viene una situación económica difícil, tenemos que hablar de si el Gobierno que salga de estas elecciones va a recortar o va a garantizar derechos. La pregunta de esta campaña no es si los partidos nos llevamos bien o mal o confiamos los unos en los otros, es qué formación política da garantías de que va a respetar a la población y no privilegiar solo los intereses de las grandes fortunas.


¿Cuál es su receta para la España vacía?
El acceso a internet es una de las medidas que proponemos y se puede negociar con las empresas de telecomunicaciones para que se garantice que está presente con calidad para que la gente pueda teletrabajar, no solo en las grandes ciudades. El suelo mínimo para que los productores puedan vivir y no tengan que vender por debajo del precio que a ellos les cuesta... Si no, nos estamos cargando los pequeños negocios de las familias. La Sanidad, entiendo que no se pueda mantener un centro de salud, pero si no se puede mantener en una cabecera de comarca se puede hacer atención a domicilio. Educación, la desatención que tienen las escuelas rurales es brutal y muchas están cerrando. Tenemos que defender las escuelas rurales para que los niños puedan estudiar allí donde viven y proteger además los saberes culturales de cada territorio. Creo que podemos hacerlo porque no tenemos esa mochila, no le pedimos un euro a los bancos y por eso podemos sentarnos a negociar. No tenemos puertas giratorias de las que avergonzarnos.


¿Cree que Unidas Podemos sigue representando el espíritu de aquel 15-M que lo vio nacer?
En estos años hemos visto cómo se han utilizado las cloacas del Estado, mecanismos ilegales y parapoliciales, manchando el nombre de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, para intentar cargarse a Pablo Iglesias fabricando pruebas falsas. Si la gente poderosa de este país ha tenido que emplear mecanismos ilegales para intentar cargarse un partido como el nuestro es porque los que tienen el poder son conscientes de que sí se pueden hacer las cosas de otra manera.



Las más vistas