Cuesta defiende la gestión con los bomberos

Redacción
-
Cuesta defiende la gestión con los bomberos

El diputado de Personal recuerda que cuando Benjamín Prieto llegó a la Diputación se encontró con un servicio en una situación penosa, con una deuda de más de un millón de euros en sueldos, Seguridad Social y Agencia Tributaria, y en estos ochos años

El diputado de Personal y responsable del Servicio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios de la Diputación de Cuenca, David Cuesta, no da crédito a las afirmaciones del Comité de Empresa recogidas en el manifiesto leído en la concentración de ayer frente al Palacio Provincial, en las que se habla “sin ningún rubor y a sabiendas de que son totalmente falsas’ de ocho años de recortes presupuestarios y luchando con medios insuficientes, entre otras denuncias. 
Y es que, tal y como ha recalcado, nada más lejos de la realidad, sobre todo, por el hecho de que en estas dos últimas legislaturas se han acometido inversiones por valor de más de 2,5 millones de euros, tanto en la mejora de las instalaciones de los parques de Motilla y Tarancón como en vestuario, equipos de rescate y vehículos. De ahí que se pregunte si llevar a cabo esa importante inversión es abandonar un servicio, como intentan trasladar a la opinión pública el Comité de Empresa.
No es de extrañar, por lo tanto, que Cuesta no dude en recriminarles por mentir descaradamente en este sentido e intentar manipular la realidad, en su opinión, "con claras intenciones partidistas y electoralistas a tenor de las fechas en las que nos encontramos”.
La realidad es que en estos ocho años, tal y como asegura el diputado remarcando que se puede constatar en cualquier momento, se han acometido mejoras de entidad con el claro objetivo de subsanar los problemas y deficiencias que venía sufriendo este servicio desde hacía ya unos años, como por ejemplo, las obras de mejora por importe de casi 450.000 euros ejecutadas entre 2013 y 2015 en los parques de Motilla y Tarancón, con la construcción de sendas torres de maniobras y numerosas obras en las instalaciones, o los cerca de 410.000 euros destinados a la compra de vehículos y material contraincendios y rescate, sin olvidar, por supuesto, los algo más de 500.000 euros destinados en los tres últimos años a mejorar vestuario, equipamiento y diversas obras en ambos parques.
Eliminación de la deuda arrastrada. Pero, por si esto fuera poco, Cuesta ha recordado que cuando Benjamín Prieto llegó a la Presidencia de la Diputación se encontró un servicio con una situación económica insostenible acumulando una deuda de casi 1,2 millones de euros, entre salarios pendientes, cuotas a la Seguridad Social y pagos a la Agencia Tributaria. Deuda que con mucho trabajo y dedicación se logró eliminar, lo que permitió acometer las fuertes inversiones posteriores en el servicio.
Eliminación de deuda que, según ha subrayado el diputado, vendría acompañada de una rebaja del más del 50 por ciento de las cuotas a los 97 Ayuntamientos, que en esos momentos pagaban el servicio, al tiempo que se llevó a cabo un reparto equitativo de esas cuotas entre la totalidad de los municipios de la provincia, pasando del millón de euros que pagaban antes al actual medio millón.
Personal y formación. Además, en esta gestión del servicio en los últimos ocho años, según remarca Cuesta, el personal y sus condiciones también han sido una de las prioridades. Y es que, según ha dicho, en este periodo se ha apostado por la estabilidad laboral a través de procesos selectivos, transformando puestos de interinos en fijos. De hecho, en este tiempo se han cubierto nueve plazas vacantes (un jefe de Servicio, un jefe de Parque, tres jefes de turno y cuatro bomberos conductores), a las que se suman ahora seis nuevas plazas de jefes de turno para el nuevo parque auxiliar de la capital; algo esto último que se traduce en un incremento del capítulo de personal en 300.000 euros al año.
Y la formación tampoco se ha descuidado. De hecho, Cuesta ha hecho hincapié en el hecho de que se ha pasado de destinar 0 euros a esta cuestión tan importante para la prestación del servicio y la seguridad de los trabajadores a invertir en estos ocho años más de 100.000 euros en cursos formativos para todos los trabajadores. Una puesta por la formación que en la actualidad se traduce, incluso, en un mínimo de 24.000 euros al año.
Medios ajenos en vez de propios. De la misma manera, al diputado le llama especial la atención la defensa a ultranza que realiza el Comité de Empresa del convenio con el Ayuntamiento de Cuenca para la prestación del servicio de bomberos en la zona norte de la provincia, oponiéndose de plano a la apertura del nuevo parque auxiliar, que ha construido la Diputación en la capital.
No entiende cómo es posible que los representantes de los trabajadores del Servicio de Bomberos de la Diputación prefieran medios ajenos para realizar su trabajo en vez de apostar por medios propios, que, además, permiten una mejor organización del servicio y, sin duda, una mayor eficacia al atenderse las emergencias desde el primer segundo del aviso.
Así las cosas, el diputado responsable de Bomberos invita al Comité de Empresa a que deje de tergiversar la realidad y decir verdades a medias con el único fin de trasladar una imagen manipulada de este servicio, instándoles a sentarse a negociar en vez de organizar y protagonizar movilizaciones en la calle, que no van a ningún lado.