En el sexo eligen las hembras

OANA MOSNIAGU
-

Richar O. Prum ahonda en 'La evolución de la belleza' en la teoría más desconocida y polémica de Darwin

En el sexo eligen las hembras

Acaba de llegar a las librerías La evolución de la belleza, de Richard O. Prum, catedrático de la Universidad de Yale, y con el que la editorial Ático inicia una colección científica. 

Una obra finalista del Premio Pulitzer y mejor libro del año según el New York Times Book Review. Ofrece una muy necesaria y renovada lectura de la teoría olvidada de Darwin. Contiene revelaciones asombrosas sobre la sexualidad femenina y demuestra que la libertad de elección de pareja de las mujeres ha sido decisiva en el desarrollo de las sociedades modernas.

Prum ha recorrido todo el planeta durante décadas estudiando distintas especies de aves y fruto de su experiencia acumulada, cuestiona la idea tan extendida de que las hembras seleccionen a sus parejas sexuales por puros criterios adaptativos, supuestamente eligiendo los rasgos anatómicos del macho que hacen que la probabilidad de supervivencia de la especie sea mayor.
Los diferentes rituales de apareamiento, tan elaborados e impresionantes como el canto de las alas, los bailes y las colas de colores de hasta cuatro metros de alto no aportan nada a la supervivencia de la especie: los machos exhiben dichos comportamientos simplemente porque a las hembras les gustan. Los animales eligen (elegimos) pareja en función de criterios estéticos. Esta idea revolucionaria, ya esbozada en El origen del hombre de Darwin fue mal entendida y despreciada por los contemporáneos victorianos del naturalista británico. Y, sin embargo, es fascinante, novedosa y, sobre todo, tiene sentido: la selección sexual hace que sobrevivan los genes del más atractivo, no del más fuerte.
Prum desarrolla esta idea hasta extremos polémicos e interesantísimos, cuando aborda el origen y el desarrollo de la homosexualidad (desde el punto de vista biológico) y la existencia de un «arte o estética
animal», y sus postulados resultan revolucionarios.
Es imprescindible leer e incorporar este fascinante y revelador ensayo a la idea que se tiene de la evolución, pues cambiará la noción que existe de la masculinidad y los roles de género.
El experto estadounidense considera, en especial tras haber estudiado cómo algunas especies de patos fuerzan a las hembras a tener relaciones sexuales, que la selección sexual -y la modificación anatómica de la vagina- es principalmente un mecanismo de ellas para «contrarrestar» los abusos de los machos y poder procrear las crías que ellas prefieren.
Para el autor, esto es un ejercicio de autonomía de las procreadoras en todas las especies, incluida la humana, siendo un factor crucial de los cambios en la anatomía de los varones y de cómo se entiende la masculinidad actualmente.
Concluye pues, que las mujeres, eligiendo las características tanto físicas, como psicológicas y socioeducativas de sus parejas pueden ser el motor de un cambio que obligue a los hombres a ser más tolerantes, respetuosos y sensibles. Prum desarrolla estas hipótesis en una proyección de lo que será el futuro de las relaciones entre los sexos dentro de las sociedades humanas.
Hasta el momento, la crítica ha sido tan positiva como unánime. «Es una narración fascinante sobre la importancia de la belleza y de la selección sexual en las especies», comentó recientemente Jared Diamond,
Premio Pulitzer. Según The Wall Street Journal, «este libro despertará a los lectores de sus dogmas adquiridos».