Cibercondría: obsesión enfermiza por la salud en internet

SPC
-
Cibercondría: obsesión enfermiza por la salud en internet

La era digital transforma la salud de las personas y también la manera de relacionarse, en este caso, con las fuentes de información sanitaria

Largas listas de espera y tiempos de consulta escasos para los pacientes. La situación del sistema sanitario público y el fácil acceso a internet han provocado que se opte por recurrir a un médico que, sin cita previa, está disponible las 24 horas del día: el Doctor Google. Pero intentar convertir al motor de búsqueda en un médico de cabecera conlleva grandes peligros. Infoxicación, bulos, búsquedas insaciables…
La inclusión de las nuevas tecnologías de información y comunicación (TIC) en el ámbito sanitario está suponiendo una auténtica revolución en Sanidad. Internet es una fuente de información de fácil acceso que con los años ha ido adquiriendo un mayor protagonismo en la difusión masiva de contenidos de salud. En este contexto, la cibercondria supone un riesgo para el bienestar.
Seis de cada 10 internautas utilizan internet para informarse sobre salud y el 85 por ciento acude a esta red informática como primera y única opción. Los buscadores web y las redes sociales se han convertido en una especie de consulta médica extraoficial. Según el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, las mujeres son las que más recurren a la web para documentarse sobre temas de salud buscando, generalmente, asesoramiento sobre nutrición, alimentación y estilos de vida saludables (54,2 por ciento), enfermedades diagnosticadas (52,1) y síntomas de patologías (50,09 por ciento).
La hipocondría es una preocupación extrema por la salud, de carácter patológico. Su característica esencial es el miedo a padecer, o la convicción de tener, una enfermedad grave, autodiagnosticada a partir de la interpretación errónea de unos síntomas.
El cibercondríaco es, pues, un hipocondríaco adaptado al entorno digital. Su obsesión por su estado de salud es la misma, lo único que difiere es la forma en que la manifiesta.