El despegue de la ganadería de Pedro Miota

Leo Cortijo
-

La vacada del joven de Las Majadas alza el vuelo gracias a una temporada repleta de compromisos por toda la provincia y en la que lidiará en torno a unos 60 animales

El despegue de la ganadería de Pedro Miota

Se suele decir que el que la sigue, la consigue. Y en ese camino se encuentra Pedro Miota como criador de reses bravas. El joven de Las Majadas vive su segunda temporada como ganadero, y lo hace con paso firme y decidido, con el zurrón lleno de ilusión y con el trabajo como cimiento de los éxitos que ya comienzan a llegar. El año pasado ya fue mejor de lo esperado, y para el recuerdo quedan los indultos de Bilbaíno en Mira y Mandilino en Las Majadas. Dos novillos de nota alta que se asemejan mucho al concepto de toro bravo que este entusiasta de la tauromaquia tiene en la cabeza. Pero eso, ya es pasado. Ahora hay que mirar hacia adelante y seguir tomando altura. El despegue ya es una realidad.

«Con todo lo que ya se ha hecho y con lo que queda, este año lidiaremos en torno a 60 animales», apunta orgulloso Miota porque cada vez se ven más productos suyos por las plazas de la provincia. «Hay mucha responsabilidad por superar lo del año anterior», explica, pero al mismo tiempo, «también es el momento para ver el fruto de todo el trabajo que has hecho durante el año pasado, con la selección de las madres o en las tientas, por ejemplo».

Miota está satisfecho por cómo están funcionando las cosas, sobre todo porque «lo que está saliendo se empieza a parecer a lo que quiero que caracterice mi ganadería: esa bravura que soñamos, que parece que nunca llega, pero que cuando lo hace en una plaza de toros es increíble». Además de esto, hay otro motivo para la ilusión, y es que, en palabras del ganadero, «hay margen para seguir creciendo». Su apuesta está siendo muy fuerte: «Hemos aumentado las reproductoras con 30 madres más, y estamos casi en 110». 

Resultados. Y todo, para disponer el año que viene de más productos, principalmente para dar respuesta a aquellas plazas donde se requiere un mayor volumen de animal. Y es que, esta temporada, «si hubiera tenido más ganado, habría vendido más, porque he llegado a un punto que me he quedado casi sin productos para poder lidiar». Ese es el mejor termómetro de una ganadería, la respuesta del que compra en busca de lo bueno. «Algunos no se esperaban que fuera la cosa tan bien de entrada, y ahora ven que estamos dando buenos resultados; los empresarios buscan tus animales para el toreo porque funcionan», destaca Miota.

Entre anotación y anotación en su libreta, trabaja el criador en el laboratorio de cualquier ganadería, la plaza de tientas. Por la de Pedro Miota han pasado desde toreros como El Califa o Juan Millán hasta novilleros como Abraham Segura, Damián Alarcón o Daniel de la Fuente. Y próximamente harán lo propio Francisco José Palazón y Sergio Serrano.

 

Los compromisos de temporada que quedan por cumplir
Mira
. Festival taurino. Cuatro novillos y dos becerros. 22 de junio.
Villaconejos de Trabaque. Suelta de reses. Tres novillos y una vaca. 23 y 24 de junio. 
San Lorenzo de la Parrilla. Becerrada. Tres novillos y una vaca. 14 de julio. 
Tresjuncos. Suelta de reses. Dos utreros y una vaca. 8 y 9 de agosto. 
Olmedilla de Alarcón. Suelta de reses. Cuatro novillos y una vaca. 17 de agosto. 
Cañaveras. Suelta de reses. Dos novillos y dos vacas. 31 de agosto. 
Las Majadas. Festival taurino. Cinco novillos. 7 de septiembre. 
Olmeda del Rey. Suelta de reses. Dos novillos y dos vacas. Mediados de septiembre. 
Jábaga. Suelta de reses. Tres vacas. 12 de octubre.