La cosecha de ajo temprano será de calidad

Redacción
-

Asaja Cuenca avanza que los rendimientos «no son excesivos, pero están por encima de un año normal»

La cosecha de ajo temprano será de calidad

El sector del ajo de Castilla-La Mancha y de Cuenca está en líneas generales satisfecho con la cosecha de este año. Aún resta por concluir la campaña del ajo temprano o spring y en algunas comarcas se inicia ahora la del morado. Cierto que es pronto para determinar el número de toneladas por hectárea que finalmente se producirán, pero los expertos ya vaticinan que el ajo cultivado en las comarcas de Cuenca, Albacete, Ciudad Real y Toledo será de buena calidad. A estas alturas se ultiman las tareas del ajo temprano y su posterior manipulado, mientras que en algunas explotaciones más avanzadas se empieza a hacer lo propio con la variedad morada.
Así lo confirma el miembro del Comité Provincial de Asaja Cuenca, Antonio Escudero, quien señala que, prácticamente «el cien por cien está ya recolectado. Queda todavía algo por cortar en el campo, pero me atrevería a decir que no más del 25 o 30 por ciento. Ya se está transportando hasta los almacenes para su posterior clasificado y manipulado».
En cuanto al ajo morado y a la variedad blanca, «se está comenzando también a cosechar». El blanco  «ya se lleva recolectando desde hace una semana en algunas zonas de la provincia» y el morado «comenzó esta semana en algunas comarcas de Ciudad Real», cuenta el también presidente del grupo del ajo de la Asociación Europea del Comercio de Frutas y Hortalizas (Eucofel) en Bruselas, quien manifiesta que la recogida «ha llegado en la fecha de curación» y se trabaja «sin parar» para acabar la campaña.  
En lo que tiene que ver con los rendimientos, el miembro de Comité Provincial de la organización agrícola y ganadera constata que la campaña «es buena. Los rendimientos no son excesivos, pero están por encima de una campaña normal, tirando más bien al alza». Sobre la calidad del ajo,  corrobora que es «muy buena». 
precios. También habrá que esperar a conocer cómo se comportará el ajo temprano, blanco o morado en los mercados, pero por lo pronto el sector cree que puede ser un buen año si se confirman las noticias en torno al ajo que se produce en China.
El país asiático sigue siendo el principal productor y exportador del mundo, pero ha descendido notablemente el número de hectáreas sembradas y, por tanto, la productividad será inferior a la de años anteriores. Esta circunstancia puede beneficiar claramente al ajo español que se exporta, ya que en igualdad de condiciones el cosechado en España supera en calidad a cualquier otro. 
«La verdad es que los precios del ajo chino están subiendo cada semana poco a poco y ahora mismo los que tienen no son competitivos. Cualquier país importador que busque calidad se irá antes al español que al de China porque la diferencia ya no es tan grande», explica el representante de los productores europeos en Bruselas, quien cree que China «sigue teniendo 10 veces más de los ajos que se necesitan para cubrir el contingente –el volumen de ajo que Europa autoriza para que entre en el mercado–, «lo que pasa es que los precios aumentan y cualquier cliente sabe de la calidad de nuestro ajo y opta por el español porque no tiene competencia con el chino».
contrataciones. Las reclamaciones del sector para facilitar la contratación de mano de obra, que se efectuaron al inicio de la campaña, han surtido efecto. Se demandaba personal para recoger lo antes posible un producto que pudiera sufrir mermas en su calidad si se producían las típicas tormentas de granizo que suelen darse en esta época del año.
En este sentido, Escudero recuerda que el tiempo soleado ha  acompañado a la recolección en este año, a diferencia de otros en los que se producían tormentas o amenazas de lluvia. «Hay margen y gente que puede trabajar todos los días. El problema es cuando vienen las inclemencias meteorológicas y todo agricultor quiere salvar la producción al mismo tiempo», indica.  
Eso sí, el representante del sector ajero espera que el tiempo respete los próximos días «para que nos deje terminar. Lo tenemos prácticamente controlado para el secado, y para que el producto tenga la máxima calidad y pueda estar en los mercados».