Las olas de calor son 10 veces más comunes que hace 100 años

Agencias
-

Las altas temperaturas se cobran su cuarta víctima mortal en España, la de un trabajador del campo de 66 años de Sevilla, que se encontró mal cuando realizaba labores en sus tierras

Las olas de calor son 10 veces más comunes que hace 100 años

Las olas de calor son cada vez más frecuentes e intensas durante el mes de julio, ya que a principios del siglo XX se producían una vez cada 30,7 años y a principios de este siglo, sin embargo, se repiten cada 3,7 años, según un estudio de la Aemet sobre este fenómeno, que analiza de forma expresa el último episodio del pasado 26 al 30 de junio. 
En concreto, respecto al episodio de la semana pasada, el autor del estudio, José Ángel Núñez, subrayó que se ha tratado de «la más cálida de las registradas en un mes de junio» en los últimos 40 años. 
Así, añadió que las masas de aire extremadamente cálido durante el mes de junio que dan lugar a efemérides meteorológicas, el período de retorno ha pasado de 100 años en los años 80 del siglo XX a solo 10 en lo que va de milenio. 
Además, en esta ocasión «nunca» había hecho tanto calor en puntos como Burgos, Lérida, Gerona, el Puerto de Navacerrada o Madrid y no solo durante el pasado mes, sino en todo el año y en todos los años que se tienen datos. 
«Es un dato muy relevante. Que se produzcan efemérides en julio y agosto es cada vez más frecuente, pero que pase en junio y se supere el récord máximo de temperaturas absolutas no es habitual», subrayó. 
Núñez expuso que la ola de calor de la semana pasada, si se analiza como un hecho aislado no significa necesariamente que haya sido producida por el cambio climático, sino que podría deberse a la variabilidad natural, cuya recurrencia es de un siglo. Sin embargo, sí ha cambiado la frecuencia de estos fenómenos y en años recientes en junio se han registrado una ola de calor en 2012 y en 2017.
En este contexto, ayer falleció un trabajador del campo de 66 años en Sevilla tras sufrir un golpe de calor, según informó la Consejería de Salud después de conocer la autopsia practicada al cadáver, lo que supone la cuarta víctima por este fenómeno extremo en España en la última semana. 
El trabajador estaba realizando labores del campo en su propiedad en El Cuervo el pasado viernes y empezó a encontrarse mal, por lo que fue trasladado al Hospital de Alta resolución de Lebrija, donde falleció sin que se declarara en ese momento la causa de la muerte.