ESCAÑO CERO

Julia Navarro

Periodista y escritora


Trampas al solitario

Es un debate que está en la sociedad, una pregunta que se hacen muchos ciudadanos: ¿No sería mejor que el PP y Ciudadanos se abstuvieran en la sesión de investidura de Pedro Sánchez para permitirle gobernar y así evitar su pacto con Podemos y su dependencia de Esquerra y otros partidos independentistas?
Y es que la precipitación de Pedro Sánchez por elegir a Pablo Iglesias como pareja de baile no significa que no hubiera otras opciones. Las hay y sin duda tan válidas como la elegida por Pedro Sánchez.
Hace unos meses muchos ciudadanos esperaban que Albert Rivera llegara a un acuerdo con Pedro Sánchez, puesto que entre PSOE y Ciudadanos sumaban los 180 escaños, lo que nos hubiera evitado la repetición de las elecciones amen de haber dotado al país de un gobierno sólido y estable.
Pero Albert Rivera se negó y Pedro Sánchez tampoco le propuso llegar a un acuerdo, es decir ambos rechazaron esa posibilidad.
Ahora sucede otro tanto de lo mismo. Muchos ciudadanos desearían que Pablo Casado permitiera con su abstención gobernar a Pedro Sánchez y así evitar que haya un gobierno de coalición PSOE-Podemos. Pero la noche de las elecciones Pablo Casado llamo a Pedro Sánchez y este no se le puso al teléfono. Claro que hay un pequeño detalle a tener en cuenta y es que nada mas conocerse el resultado electoral el señor Casado y otros dirigentes del PP no tuvieron otra ocurrencia que afirmar que Pedro Sánchez tenía que dimitir e irse a su casa.
En el PSOE aseguran que han tomado nota de las declaraciones de algunos dirigentes del PP que aseguran que rechazan cualquier acuerdo que pase porque Sánchez vuelva a ser Presidente. Claro que esta es una verdad a medias, porque hay otros dirigentes como el Presidente gallego Núñez Feijóo que está proponiendo alto y claro que el PP permita con su abstención que Pedro Sánchez gobierne.
Lo cierto es que hay preocupación en una parte importante de la sociedad que preferiría que Pedro Sánchez gobernara en solitario antes que en coalición con Pablo Iglesias. Pero para eso Pablo Casado debería dejar de tener complejos y dar un paso al frente y decir alto y claro que le ofrece esa abstención, luego si Sánchez se la rechaza, Casado siempre podrá decir que él intento que el Presidente no estuviera en manos de Podemos y los independentistas...
Inés Arrimadas por su parte, también ha sugerido que Sánchez debería de apoyarse en Ciudadanos y en el PP para gobernar, es decir que debería optar por un acuerdo entre constitucionalistas.
Pero lo cierto es que esa "oferta" no es nítida, y por tanto cada día que pasa tanto el PP como Ciudadanos ayudan a que Pedro Sánchez se reafirme en su gobierno de coalición con Unidas Podemos.
Así que si Pablo Casado e Inés Arrimadas no hacen esa oferta en firme y con luz y taquígrafos para que no haya dudas, de nada les valdrá luego quejarse de si Sánchez está en manos de Podemos y de los independentistas. Sánchez sin duda tendrá su cuota parte de responsabilidad pero el PP y Ciudadanos también tendrán la suya.
En realidad me temo que ni Sánchez ni Casado ni Arrimadas o lo que queda de Ciudadanos están por la labor de explorar un acuerdo entre ellos. Se echan la culpa los unos a los otros, pero en realidad todos se están haciendo trampas al solitario y su verborrea no engaña a nadie. Es decir, Pedro Sánchez ha ignorado la posibilidad de intentar otra formula de gobierno que no sea con Unidas Podemos y los independentistas. Suya es la responsabilidad.
Como también es responsabilidad de Pablo Casado de no ser capaz de ofrecer a Pedro Sánchez que al menos explore una alternativa de gobierno distinta a la elegida con Unidas Podemos y los independentistas. Ambos son igualmente responsables o irresponsables.



Las más vistas