LA PLUMA CONTRA LA ESPADA

José Manuel Patón


La marca ‘PSOE’

Está claro que por muchos disidentes que tenga el PSOE en su interior, las siglas pesan. Ahí está Felipe González que después de haber puesto verde a Sánchez ahora dice que va a votar al PSOE. Zapatero convirtió al PSOE en un desahuciado político al prometer un Estatuto que no podía ser porque, se saltaba la Constitución; suspendió el trasvase del Ebro y convirtió a Castilla La Mancha, con la poca agua que tiene, en el proveedor de Murcia, cuando la del Ebro se tira al mar. Todavía estamos esperando las desaladoras. Hacerles la pelota a los separatistas catalanes no solo no tuvo premio sino que hundió al PSOE primero en Cataluña y luego en toda España. Roma no paga traidores. Luego vino lo de la memoria histórica, pensando en que el enfrentamiento entre españoles era una buena estrategia, y peor. No le votaba ni el tato. Luego lo de la violencia machista y el apoyar a los ecolojetas, y consiguió el renacimiento de VOX, porque el PP también tenía titubeos con el Marianismo de seminario. Ciudadanos mandó un mensaje de firmeza en Cataluña, y ganó. VOX mandó un mensaje de firmeza en Andalucía, y pegó el sorpasso. El PP ahora con Casado, -más vale tarde que nunca-, quiere poner los puntos sobre las ies, pero ha perdido muchísimos votos por culpa de los impuestos de Montoro y los sobres de Bárcenas. Sánchez se está cargando a Podemos, aunque se haya apoyado en Iglesias; resulta que su secretario de comunicación, Alberto Pozas, tenía un pendrive del móvil de Pablo Iglesias, por lo que ha dimitido y se ha dado un paseíllo por los juzgados de instrucción. Hundiendo a Podemos y tratando igual al PP, a Ciudadanos y a VOX, a los que llama «las derechas», consigue todos los votos de la izquierda y divide a las derechas como él dice. A todo esto Tezanos, de la ejecutiva del PSOE, designado a dedo director del CIS, publica unas encuestas donde Podemos se hunde y gana el PSOE por oleada. La estrategia de Sánchez puede salirle bien con los de la extrema izquierda pero va a asustar mucho al centro político que lo que quiere es que la economía salga hacia arriba, que se puedan pagar las pensiones, -que no es lo mismo que se paguen sin poder cogiendo el dinero de otro sitio-, que haya menos paro, -que hay más-, y que haga una política sensata. En España necesitamos políticos que digan la verdad, y el no es no, ha sido si en varias ocasiones: con el PP y con los separatistas que le han valido in artículo mortis para aprobar varios decretos «liebre» electoralistas. Necesitamos alguien que sea conservador en economía, porque los puestos de trabajo no vienen del cielo, vienen de apoyar a los emprendedores y empresarios que son los que los crean. Subir los impuestos no suma. Veremos la reacción de los andaluces con la rebajas de impuestos en Andalucía de la semana pasada, empezando por el de sucesiones. La marca solo no vale, valen los hechos.