Una carta de Trump a Kim Jong-un mantiene vivo el diálogo

EFE
-

El norteamericano escribe al líder norcoreano, que muestra su gratitud y apunta que la misiva es de "excelente contenido" aunque no revela el mensaje

Una carta de Trump a Kim Jong-un mantiene vivo el diálogo - Foto: KIMIMASA MAYAMA KIMIMASA MAYAMA

Pionyang ha explicado hoy que el líder norcoreano, Kim Jong-un, ha recibido una carta del presidente de EEUU, Donald Trump, que ha valorado positivamente, un intercambio que mantiene viva la posibilidad de una nueva cumbre para romper el bloqueo del diálogo bilateral.
Kim recibió una carta "personal" de Trump, con un contenido "excelente" pero no precisado, según ha informado hoy en un breve teletipo la agencia estatal de noticias norcoreana KCNA.
La información no detalla la fecha en la que fue recibida la misiva, pero sostiene que, después de leerla, Kim mostró su satisfacción con lo escrito.
"Después de leer la carta, el Líder Supremo del Partido (de los Trabajadores, el Estado y las Fuerzas Armadas dijo con satisfacción que la misiva es de excelente contenido", añadió el texto de KCNA, que viene acompañado por una foto de Kim ojeando el escrito en su despacho de la sede del Comité Central de la formación única norcoreana.
Esta carta parece ser respuesta a otra que envió en fechas recientes el propio Kim a Trump -y que el presidente calificó de "muy cálida" y de positiva para mantener vivos los contactos- al conmemorarse el primer aniversario de la histórica cumbre que mantuvieron en Singapur el 12 de junio de 2018.
En esa cita, ambos líderes firmaron una declaración conjunta en al que se comprometieron a "trabajar para la completa desnuclearización de la península".
Sin embargo, la falta de progreso llevó a la convocatoria de una segunda cumbre, esta vez en Hanói, a finales de febrero pasado.
Sorpresivamente, esta cita concluyó antes de tiempo y se cerró sin declaración conjunta ante la falta de acuerdo entre las dos partes a cuenta del modelo para desnuclearizar al régimen Juché.
En la capital vietnamita, Pionyang abogó por una desnuclearización gradual acompañada del progresivo levantamiento de sanciones, una oferta que Washington -que sostiene que no relajará sanción alguna mientras el régimen no elimine sus programas nuclear, de misiles y de armas químicas y biológicas- consideró inaceptable.
Desde entonces, Corea del Norte ha endurecido su retórica para con EEUU y también con Corea del Sur, con quien los intercambios parecen estar ahora en punto muerto pese al intenso acercamiento del último año- e incluso ha realizado dos ensayos de misiles.
El intercambio epistolar entre Trump y Kim puede ayudar a cambiar ahora esta situación.
"Kim Jong Un, apreciando la capacidad de juicio político y extraordinario coraje del presidente Trump, dijo que contemplaría seriamente el interesante contenido (de la carta)", concluye el texto de KCNA.

Una tercera cumbre en el aire

Estas líneas parecen dejar abierta la puerta a la posibilidad de que se celebre una tercera cumbre Corea del Norte-EE.UU. que ayude a romper el actual enroque.
El Gobierno surcoreano, por su parte, manifestó su satisfacción al saber de la nueva misiva de Trump para Kim.
Un breve comunicado remitido por la oficina presidencial de Seúl afirmó que "el Ejecutivo (surcoreano) valora positivamente el hecho de que el intercambio de cartas entre los líderes (de Corea) del Norte y EEUU mantenga el impulso del diálogo".
Seúl también confirmó que supo de esta última carta a través de Washington, subrayando el enfriamiento de sus contactos con Pionyang.
La noticia de esta última carta se produce a su vez dos días después de que el presidente chino, Xi Jingping, realizara su primer viaje a Corea del Norte, una visita que ha servido para recalcar los fortalecidos lazos entre ambos vecinos.
La cumbre mantenida entre Kim y Xi, que reivindicó su apoyo para el proceso de desarme y tildó de "razonables" las exigencias de Pionyang, ha supuesto un espaldarazo para el régimen, que parece haber sustituido en el papel de mediador a su vecino del Sur por el gigante asiático.
A su vez, el hecho de que el propio Xi, Trump y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, vayan a celebrar encuentros bilaterales durane la reunión de líderes del G20 que se celebra en menos de una semana en Osaka (Japón), contribuye a alimentar las esperanzas de que se convoque una tercera cumbre sobre desnuclearización.