CRÓNICA PERSONAL

Pilar Cernuda

Periodista y escritora. Analista política


El veterano socialista

03/01/2020

Se le quiebra la voz cuando comenta la actualidad política. No es un hombre conocido para el gran público, pero sí para la llamada familia socialista, los que entraron en el PSOE queriendo participar en el proyecto de la Transición y entusiasmados por la personalidad, el espíritu y el coraje de Felipe González.

Nunca ha tenido un cargo ni aspiraba a tenerlo, jamás se planteó estar en una lista electoral, pero ha dado el callo en su agrupación madrileña haciendo lo que le pedían, estando allá donde hacía falta echar una mano. Con su vida profesional resuelta, se sentía un peón más de la política a través de su militancia generosa. Andrés es prototipo del socialista de verdad, y si el PSOE ha sido un eslabón importante de la vida española ha sido porque contaba con docenas de miles de militantes y millones de votantes como Andrés.

Apoyó a Pedro Sánchez porque creía que efectivamente hacía falta una renovación de caras en el partido, pero pronto se sintió incómodo cuando empezó a eliminar a personas de peso que no le habían respaldado. Creyó que se había pasado definitivamente una dolorosa página cuando Sánchez salió de Ferraz tras perder la secretaría general, y cuando Sánchez ganó las primarias a Susana Díaz se resignó pensando que si la militancia creía que era el mejor para los nuevos tiempos, debía serlo.

Por lealtad al PSOE votó a Sánchez el pasado mes de abril y también en noviembre, no con entusiasmo pero sí para impedir una posible alianza entre PP, Ciudadanos y Vox, alianza que le daba pavor por la presencia de Vox. Pero el pavor, explica, lo siente ahora al comprobar “Cómo nos engañó Sánchez a todos. Todavía no me cabe en la cabeza que los socialistas no podamos hacer algo para detener esta locura. No puedo creer que el partido apoye un gobierno que pacta con los independentistas asuntos que están fuera de la Constitución, como no me acabo de creer que pacte con el PNV la política respecto a Navarra. Los de ETA deben estar brindando con champán. Es lo que querían”.

“Si viviera Alfredo… - continúa-, si viviera Alfredo habría detenido esta historia. No sé cómo, pero lo habría hecho. Él sí era leal al partido como debe serlo un dirigente y habría sabido cómo detener este gobierno que destroza el PSOE para siempre. Cómo se le echa de menos… No comprendo cómo no hay ninguno de los nuestros decidido a dar el paso para detener esto. Sánchez sabe maniobrar porque no tiene principios, pero no es un político de recursos, solo de trampas. Y en el PSOE hay dirigentes, o había, que saben qué hay que hacer para defenderse de quien va por el mal camino”.

Habla con pesar mientras recuerda retazos de historias que ha vivido. No pierde la esperanza de que en el último minuto salga alguien capaz de frenar la investidura de Pedro Sánchez.



Las más vistas