Pactan un acuerdo de 74 medidas y 231,6 millones

S.L.H
-

El Gobierno regional, la patronal y sindicatos UGT yCCOO acordaron un «histórico» plan para trabajadores, pymes y autónomos.

El Gobierno autonómico, la patronal y sindicatos UGT y CCOO han acordado un plan de 231,6 millones para trabajadores, pymes y autónomos. - Foto: David Esteban

Este viernes tendría que haberse celebrado en las calles de toda España elDía Internacional del Trabajador, pero el coronavirus ha roto una tradición arraigada en el país, al igual que muchas otras como, por ejemplo, la festividad de los Mayos.
Pero el Gobierno de Castilla-La Mancha ha encontrado un manera de rendir su particular homenaje a un día que pretende festejar los logros alcanzados en materia laboral. Se trata de un acuerdo «histórico» con los agentes sociales (Cecam, UGT y CCOO) y que se materilizará en las próximas semanas con la firma del presidente de Castilla-La Mancha y los responsables de estas tres organizaciones.
La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, compareció en rueda de prensa para detallar el contenido de este plan de emergencia a raíz de la crisis sanitaria, económica y social provocada por el Covid-19 y celebró que «hoy estamos todos juntos en Castilla-La Mancha», porque «si queremos salir adelante, tenemos que hacerlo en una completa unión». 
Apuntó que ésta ha sido siempre la manera de trabajar del Gobierno regional, aunque reconoció que siempre que han necesitado la ayuda de los agentes sociales de la comunidad autónoma, la han tenido.
En este punto, confesó que las negociaciones del citado plan han sido «intensas» por todas las partes, pero este documento «demuestra que en Castilla-La Mancha hay una confianza en el sistema institucional y una lealtad con los agentes sociales, y viceversa, impregnada a su vez por el conjunto de la sociedad, que nos ha mandado sus impresiones e inquietudes y cuáles eran las medidas que se deberían implementar», dijo Franco.
Aún así, explicó que el acuerdo es solo «la punta del iceberg» y que esperan contar con la ayuda de Bruselas y del Gobierno central para «poder avanzar más rápido» en la reconstrucción. 
El plan cuenta con un total de 74 medidas y está dotado con 231,6 millones de euros. Informó, además, de que más de la mitad de las medidas se llevarán a cabo a lo largo de este año y responden a «nuevas de inquietudes que hemos detectado imprescindibles en estos momentos». Del total de millones, 127 irán, entre otras cuestiones, a poner en marcha actuaciones en materia de prevención para que las empresas de la región y los establecimientos sean más seguros. 
Otros de los objetivos de este ambicioso documento tienen que ver con el fomento «al máximo» de la actividad económica para impedir que la crisis se vuelva «estructural»; el fomento empresarial para poder competir «en un mercado más cambiante y complejo con una caída mundial en el crecimiento económico»; o para hacer más fuertes a los autónomos y a las cooperativas.
Pero también hay medidas orientadas al trabajador, que «tendrá que moverse y desenvolverse en este nuevo entorno». Se refería la consejera al teletrabajo, que ha venido para quedarse, por lo que el plan también contempla medidas en este sentido. 
Franco no se olvidó de sectores duramente afectados como el de la Hostelería, el Comercio o el Turismo, para los cuales también se han diseñado actuaciones dirigidas a mejorar su situación.