EN VERSO LIBRE

Francisco García Marquina


El ejemplo de Almonacid

En la Villa de Almonacid de Zorita, provincia de Guadalajara, se ha inaugurado este sábado de primavera la exposición del Centro de Encuentro Literatura y Arte, cuyas iniciales corresponden al nombre de Camilo José Cela, que hace 73 años recorrió esta Alcarria y escribió un pequeño gran libro sobre ella. El domicilio actual del Centro es el espacio cultural El Molino, que es una antigua almazara que ha sido restaurada con muy buen estilo y dotada de una sala de conferencias, y una planta superior para exposiciones.
La iniciativa ha partido y ha sido posible por la colaboración de tres organismos que son la Fundación Charo y Camilo José Cela, el Ayuntamiento de Almonacid de Zorita y la Diputación Provincial de Guadalajara.
Aparte de su valor histórico y monumental, Almonacid tiene el atractivo del paisaje de la sierra de Altomira y el deportivo de tener a sus pies el río Tajo y el embalse de Bolarque. Pero además es significativo el interés en promocionar la cultura, de un pueblo en cuya botica el poeta León Felipe confirmó su vocación de poeta, donde desde hace 44 años se organiza un prestigioso Concurso Nacional de Pintura y ahora acoge este centro para las bellas artes.
El acto público contó con la asistencia de Camilo José Cela Conde, hijo del Nobel,  Jorge Cela Trulock y Maruxa Cela Trulock hermanos del escritor, autoridades provinciales encabezadas por José Manuel Latre, presidente de la Diputación y Jesús Herránz diputado de Cultura, los miembros de la corporación municipal y otras personalidades con un numeroso grupo de amigos. La conferencia inaugural, llena de emoción y amenidad, la pronunció Jorge Cela Trulock, partícipe de la aventura cultural de la revista celiana Papeles de son Armadans
La exposición actual la forman obras de famosos pintores con los que Cela tuvo relación, como fueron Picasso, Miró, Zabaleta, y el grupo El Paso. También el despacho de Cela en la Bonanova con sus útiles de trabajo, entre ellos las plumas con las que escribió La familia de Pascual Duarte y La colmena. Y muestras de la revista Papeles de son Armadans en donde Cela dio cabida a los mejores representantes de las bellas artes en esa época.
Esta simbiosis cultural entre Cela y la Alcarria, ha logrado ampliar el fondo del Premio Nobel en la región, que se había iniciado hace 20 años con la fundación del Museo del Viaje a la Alcarria en el Castillo de Torija.
Dejo para el final la más grata revelación que me ha ofrecido la Villa de Almonacid, que es una corporación municipal de tanta iniciativa y eficacia, encabezada por la Alcaldesa Elena Gordón Altares y su equipo municipal formado por: Maria Rosario Toledano Muñoz, María Fernández de Heredia, Carla López Portero, José María Cañadillas Fuentes, Beatriz Sánchez Fuentes, Montserrat Parra González e Isabel Herrero Sáez de Eguilaz.    Esta nómina de siete mujeres y un varón, afortunadamente incumple el precepto de la paridad, no atiende a las cuotas de protección y sabiamente soslaya el mito de la igualdad, en favor de la excelencia.