La realidad del síndrome de Peter Pan

SPC
-

La realidad del síndrome de Peter Pan

¿Quién no conoce a alguien que vive alegremente el carpe diem y que pasa olímpicamente de cualquier responsabilidad, es más, las rehúye, e intenta comprometerse con poco a su alrededor? Pero ¿este síndrome tan popular realmente existe?
Fue en 1983 cuando el psicólogo norteamericano Dan Kiley describió por primera vez esta situación en su manuscrito El Síndrome de Peter Pan, un manual en el que habla sobre aquellos jóvenes que nunca crecen y que se niegan a aceptar las responsabilidades de los adultos.
Actualmente sigue sin estar reconocido oficialmente por el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, o DSM, por sus siglas en inglés, elaborado por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, y referencia para psiquiatras y psicólogos a la hora de clasificar los distintos trastornos mentales.
No obstante, según recalca en una entrevista la psicóloga general sanitaria y psicoterapeuta en Mensalus (Barcelona) María Teresa Mata, sí es reconocido dentro de la psicología popular.
«A partir del libro de Kiley se pone nombre a esta incapacidad a la hora de asumir las responsabilidades de la vida adulta como convivir en pareja, ser padre o mantener responsabilidades en el trabajo. Estas personas se abruman y prefieren huir», remarca.
Mata enumera varias características que definirían en cierta manera a este tipo de personas, generalmente hombres: incapacidad a la hora de comprometerse; son especialmente quejosas, y muchas veces con la actitud de los demás, ya que son personas que están muy centradas en ellas mismas; tienden a ser bastante egoístas, algunas con algún punto narcisista y falta de empatía.