Simulación de alto octanaje

Sara Borondo
-

El GT World Challenge llega a las consolas en un juego del máximo realismo en el aspecto visual y la conducción

Simulación de alto octanaje

Los juegos de conducción que calan más hondo son aquellos que se especializan en una característica, ya sea la experiencia en rallies de DiRT, las carreras callejeras de Need for Speed o las acrobacias destructivas de Burnout. El estudio Kunos Simulazioni ha optado para su serie Assetto Corsa por trasladar al jugador la sensación más cercana a estar al volante de un coche en una competición. Ahora Assetto Corsa Competizione trae a PlayStation 4, Xbox One y PC coches deportivos europeos de lujo en el juego oficial del GT World Challenge de SRO Motorsports Group. 
Una muestra de la obsesión del estudio italiano por los vehículos es el hecho de que sus oficinas están dentro del circuito de Vallelunga, cerca de Roma. El primer juego de la serie mostraba -sobre todo en PC- un realismo apabullante con una conducción muy exigente y un grado de simulación altísimo al que no llegan ni series como Forza Motorsport o Formula 1. Aquí no hay ninguna duda sobre el tipo de conducción, en Competizione hay que abrir el capó, mancharse de grasa ajustando hasta el último detalle para competir con Ferraris, Lamborguinis, McLarens o alguna otra de las 12 marcas reales del campeonato de la FIA de GT3 tanto jugando en solitario como en las carreras multijugador.
Competizione tiene nuevos elementos que lo enriquecen, como las carreras nocturnas, las condiciones climatológicas variables o una inteligencia artificial más justa, pero, igual que sucedió con el primer juego, la versión de PC, que está disponible hace ya un año, está más elaborada que la de consolas, a la que incluso da la sensación de que le falta pulido, aunque algunos de los problemas, como el lag en el uso de algunos volantes seguro que se solucionan con un parche, y el contenido puede parecer un poco escaso para quienes están acostumbrado a la abundancia de circuitos de otros juegos de conducción.
Simulación de alto octanajeSimulación de alto octanajeEl estudio cuenta con un sofisticado modelo matemático que reproduce el agarre de los neumáticos, el impacto aerodinámico, los parámetros del motor, la suspensión y los sistemas electrónicos que determinan el movimiento del vehículo y los daños mecánicos que se puedan producir durante la competición. 
El realismo no está solo en el motor o en cómo se comporta el vehículo; cada modelo está reproducido al detalle en el interior y el exterior. Los circuitos se han escaneado con láser para que todo en el trayecto virtual sea lo más fiel posible a los modelos reales. Los mecánicos y pilotos se han animado utilizando captura de movimientos para que hasta las paradas en el pit el jugador se siente como en mitad de una carrera real. 
La simulación en la conducción del coche, las físicas y hasta el sonido es tan alta que Simulazione no es para todos los públicos pese a las ayudas que proporciona a la conducción, los ajustes o el trazado y hay que tenerlo en cuenta para no sentirse incapaz de jugar al principio. Pero aquellos que sean conscientes de las características del juego sin duda disfrutarán sintiéndose al volante de un coche compitiendo por el campeonato de GT3.


Simulación de alto octanaje
Simulación de alto octanaje