Más potencia para España

SPC
-
Más potencia para España - Foto: MATTHEW CHILDS

Luis Enrique está satisfecho con la actitud de los jugadores y aspira a dar una imagen más enérgica en la próxima Eurocopa

El seleccionador nacional, Luis Enrique Martínez, aseguró ayer estar «muy satisfecho de la actitud de los jugadores», que para él «es clave y vital para conseguir cosas en el futuro» como «dar una imagen potente» que se acerque a la que el equipo quiere dar dentro de la próxima Eurocopa.
«Que una selección inferior gana a la favorita ha sucedido, sucede y sucederá en el futuro. ¿Qué vamos a intentar nosotros? Que no nos pase y dar una imagen potente que nos acerque a lo que queremos dar dentro de la próxima Eurocopa, si somos capaces de clasificarnos, que yo espero que así sea», afirmó.
El técnico asturiano admitió que después de los dos primeros partidos de la fase de grupos de la Liga de las Naciones todos esperaban estar en la fase final, «pero el grupo era muy difícil» y se cometieron «errores».
«No hay ninguna duda, pero si tengo que hacer una valoración general de lo que había visto antes, de los conceptos que hemos trabajado, de las cosas que hemos intentado cambiar y estamos en proceso de cambiarlas, estoy muy satisfecho, muy contento de la actitud de los jugadores, que para mí es clave y vital para conseguir cosas en el futuro», añadió.
Los objetivos ahora son «seguir mejorando y hacer partícipes a los jugadores de este proceso, para entre todos ser mejores. Hay rivales potentes como Suecia, que llegó más lejos que nosotros en el anterior Mundial -le eliminó Inglaterra- y es una selección de un nivel parecido al nuestro. Como profesional yo no puedo pensar que son inferiores a nosotros, lo tenemos que demostrar dentro de un terreno de juego y eso ya es más complicado», explicó.
El seleccionador reconoció estar «superilusionado desde el principio» cuando recibió la llamada del presidente de la Federación, Luis Rubiales, para hacerse cargo de España, algo que siempre había dicho que le gustaría hacer.
«Nunca sabes cuándo vas a tener la oportunidad. Es un cambio grande, pero a mí me gusta, tengo facilidad para adaptarme a las diferentes situaciones que se den y tengo mucho más tiempo para trabajar en lo que es la preparación de los partidos y la competición», comentó.
Tras recordar momentos ilusionantes de la Roja antes de debutar con ella, como el 12-1 de Malta, y después «realizar un sueño» cuando fue parte del equipo, Luis Enrique opinó que su generación fue «la que no pasó de cuartos en los Mundiales, a veces eliminada de manera inmerecida» porque «el factor suerte no jugó» a su «favor».
«Me gustaría pensar que pusimos salgo para el éxito futuro de los demás, pero estoy satisfecho de lo que hice y de cómo competimos. Cuando uno tiene la sensación de que ha dado todo no hay reproche», concluyó.