El 70% de los conductores no respeta la velocidad en un túnel

SPC
-

Un informe de la red de Autopistas pone de relieve que casi la mitad de los usuarios superan los kilómetros por hora permitidos de las vías y sobrepasan la distancia mínima de seguridad en el interior de los pasos subterráneos

El 70% de los conductores no respeta la velocidad en un túnel

Autopistas, compañía del grupo Abertis, presentó a principios de este mes los resultados de su Estudio del comportamiento al volante en zona de túnel, un informe que afrontan con la misión de velar por la seguridad vial y trabajar para conseguir la «siniestralidad cero». 
Por ello, desde la compañía insisten en que, además de mantener en óptimas condiciones las infraestructuras de primer nivel, es importante advertir de los riesgos detectados al volante y de sus consecuencias, así como concienciar a las personas al volante, e impulsar una serie de iniciativas a favor de la responsabilidad en las carreteras.
El estudio, realizado en colaboración con Intra, cuenta con una amplia muestra de más de 12.000 vehículos en los túneles del Garraf (en la autopista C-32), el Maresme (C-32) y los de Guadarrama (AP-6), obteniendo así datos de secciones de control diferentes delimitadas antes del paso subterráneo, en su interior y a su salida. La muestra se dividió en 11.000 coches para la observación de la velocidad y distancia de seguridad y en 1.300 vehículos para contemplar el uso de las luces y la disciplina de circulación dentro de estas infraestructuras. 
Asimismo, el informe del grupo profundiza en el análisis de algunos factores concretos como, por ejemplo, la velocidad, la distancia de seguridad y el comportamiento ante los posibles cambios en las indicaciones en las vías, entre otros. 
La investigación se ha llevado a cabo en los puntos específicos, mencionados anteriormente, que forman parte de los más de 26 kilómetros de túneles que gestiona la compañía, y que se caracterizan por su buena iluminación y señalización, además de su gestión a través de los Centros de Operaciones y Seguridad Vial.
Sin embargo, uno de los problemas más graves que pone de manifiesto el informe es la velocidad, una asignatura aún pendiente. Tal y como se desprende de los datos presentados, más de la mitad de los conductores, en concreto un 66,3 por ciento, superan la velocidad máxima autorizada en el tramo previo a la entrada de los pasos subterráneos, porcentaje que se eleva al 67,2 por ciento en aquellos que la superan en su interior. Dentro, las cifras son más extremas: hasta un 7,3 por ciento de los vehículos ligeros superan los 120 kilómetros hora, mientras que en el exterior lo hacen el 4,9 por ciento. 
Autopistas recuerda que, en un accidente con velocidad excesiva, la probabilidad de morir o sufrir lesiones graves es mayor y además se reduce la capacidad de reaccionar ante cualquier imprevisto que pueda surgir. Adaptar los kilómetros a las circunstancias del tráfico es siempre un factor protector frente a los siniestros. 
Además, según la información extraída, un 46,7 por ciento de los vehículos ligeros y el 59,5 por ciento de los pesados no respetan la distancia de seguridad mínima recomendada dentro de túnel, mientras que se reduce a 22,4 y 22,7 por ciento, respectivamente, en el exterior. 
La normativa específica sobre la separación que deben guardar los conductores, tengan intención o no de adelantar, debe permitir detenerse en caso de imprevisto, sin colisionar con el automóvil de delante, teniendo en cuenta especialmente la velocidad y las condiciones de frenado y adherencia.
La peligrosidad que implica este comportamiento es muy elevada, ya que, ante cualquier tipo de circunstancia, si no se mantiene la distancia recomendada, será imposible evitar un alcance. Además, estas conductas pueden llegar a provocar retenciones, cortes de carril y la activación de protocolos de emergencia. 


Luces e indicaciones

En cuanto al uso de las luces, un 4,7 por ciento de los vehículos ligeros y un 3,3 por ciento de los pesados no utilizan luces de cruce en el interior de los túneles.
Por otro lado, la indisciplina frente a cierre de carril, es decir, el porcentaje de conductores que continúan circulando por un carril en el que se ha señalizado la prohibición expresa de ir por él, es del 23,9 por ciento fuera de túnel, mientras que la misma indisciplina se reduce a 10,2 por ciento dentro.
En este sentido, Autopistas recuerda que de la misma manera que se debe respetar un semáforo en rojo en una calle o ciudad, se deben obedecer las señalizaciones en los interiores, además de advertir de la importancia de fijarse en las indicaciones previas, que incluyen información de la infraestructura y recomendaciones sobre la circulación, el estado del tráfico y las posibles incidencias.