scorecardresearch

El meollo en financiación viene con el peso de cada variable

L.G.E.
-

El consejero de Hacienda lamenta que ahora dispersión o superficie apenas cuentan y dice que Andalucía o Valencia, que no estuvieron en la cumbre de Santiago, coinciden en calcular según población ajustada

El meollo en financiación viene con el peso de cada variable - Foto: Javier Pozo

Han sido ocho las comunidades autónomas que se han puesto de acuerdo en un modelo de financiación autonómica y que lo plasmaron esta misma semana en un documento firmado en Santiago de Compostela. El consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina,  recalcó que ya es bueno de por sí que ocho comunidades compartan «filosofía», algo que también explica en el hecho de que las ocho tienen un problema de despoblación y la «financiación autonómica lo puede resolver». Las ocho ocupan el centro, oeste y buena parte del norte del país, con Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Aragón, Galicia, Asturias, Cantabria y La Rioja. 

Solo esas ocho comunidades de acuerdo ya son mayoría (hay que recordar que el País Vasco y Navarra funcionan con otro sistema de financiación). Sin embargo, el consejero de Hacienda «no hablaría de enfrentamiento» con el resto de comunidades que no estaban en la cumbre de Santiago. Expuso que las posiciones comunes que se acordaron entre los ocho «habrá que hacerlas compatibles con otras reivindicaciones legítimas que tienen otras». Puso el ejemplo de la insularidad, algo que recuerda que se viene teniendo en cuenta desde el primer modelo.

Ruiz Molina también apuntó a que hay coincidencias con algunas otras comunidades que no estaban. «Estamos de acuerdo con las comunidades que yo he hablado, y que no estaban en las ocho, como Valencia o Andalucía, en hablar de población ajustada», expuso.

Aquí viene el meollo, porque la clave está en el peso que tenga cada variable que hay que considerar para calibrar cuánto cuestan los servicios públicos. Ruiz Molina expuso que, por ejemplo, en estos momentos la población tal cual se cifra en un 30%, mientras que la superficie está en apenas un 1,8% y la dispersión no llega al 1%. Recordó que estas variables, que afectan mucho a zonas despobladas, hacen que prestar los servicios sea mucho más caro. Puso un ejemplo dentro de la misma provincia:«Prestar los servicios de Sanidad o Educación en Guadalajara capital no es lo mismo que en Molina de Aragón, donde pueden costar cuatro o cinco veces más», recalcó. En el documento de Santiago hablan, por tanto, de estas variables y suman la baja densidad de población o el envejecimiento, ponderando de manera específica el grupo de más de 85 años. 

Déficit en Sanidad. Ruiz Molina recalcó que las comunidades autónomas necesitan más dinero para financiar los servicios que prestan. «Se ha constatado con el último modelo de 2009, que ha generado déficit en todas las comunidades autónomas, fundamentalmente por la evolución del gasto sanitario», expuso. Y no solo hay déficit de financiación para costear la Sanidad, sino que también hay déficit de médicos de familia o pediatras. «Se necesita un acuerdo para que el Estado favorezca contratar a médicos», reclama el consejero. 

También en Santiago se miró a Bruselas y se planteó que los fondos europeos Next Generation se repartan de forma que puedan ayudar a frenar y revertir la despoblación.