La Patronal pretende retomar las obras de su sede

Leo Cortijo
-
La Patronal pretende retomar las obras de su sede - Foto: Reyes Martí­nez

El presidente de CEOE-Cepyme, David Peña, anuncia que han presentado una solicitud al Ayuntamiento para que se ceda una parte del edificio de la Ronda Oeste al Ministerio de Trabajo y otra a ellos con el objetivo de hacer funcional el inmueble

La Confederación de Empresarios ha decidido dar un paso al frente y mover ficha. La Patronal ha presentado al Ayuntamiento una solicitud para retomar el convenio para terminar las obras del edificio en el que se iba a ubicar su sede, situado en la Ronda Oeste. Así lo dio a conocer este jueves el presidente de CEOE, David Peña, en un desayuno informativo con los medios de comunicación. A esta tesitura se llega después de que la institución haya visitado diferente locales de la ciudad sin que ninguno de ellos haya satisfecho sus necesidades, tal y como les había propuesto el Ministerio de Trabajo.
Peña explicó que la propuesta de los empresarios es solicitar la cesión de una parte del suelo y de la estructura del edificio –ya construida– para el Ministerio; y, al mismo tiempo, solicitar otra parte para la Patronal a cambio de una prestación de servicios a la ciudad, como la creación de la oficina de atención al emprendedor y la oficina de captación de inversión o la cesión de las aulas de formación al Ayuntamiento. CEOE contaba con un presupuesto proveniente del Ministerio de 500.000 euros para comprar el local. Según destacó Peña, «hemos solicitado que ese dinero, en lugar de destinarlo a la compra de un local, se destine a avanzar en las obras». Asimismo, además de ese medio millón de euros, anunció que «nosotros estaríamos dispuestos a asumir el dinero que faltase a través de un préstamo hipotecario».
Por otro lado, el presidente de la Patronal apuntó que «el tema de la propiedad es perfectamente viable» y que se podría resolver con una división horizontal, «de tal forma que una parte del edificio sería propiedad del Ministerio, que nos cedería su usufructo, y la otra sería propiedad de CEOE». En este sentido, existen varias posibilidades, «como acabar las dos primeras plantas y dejar la tercera únicamente con la envolvente». Hay que recordar que el proyecto original tenía 1.400 metros cuadrados, pero a día de hoy «no tendría ningún sentido tener una sede con ese tamaño». Peña concluyó recalcando la importancia de este proyecto, «no solo para la CEOE, sino para la ciudad de Cuenca en general».