La cosecha de cereal estará por encima de la media

J. López
-

Asaja Cuenca analiza los primeros datos de una campaña que es desigual en rendimientos según la comarca y señala a los intermediarios como los causantes de la caída de los precios en origen

La cosecha de cereal estará por encima de la media

En estos días de junio se acelera la cosecha de cereal de invierno de la provincia. Es habitual ver a las cosechadoras trabajando a destajo en el campo a lo largo de prácticamente toda la jornada, si bien se aprovecha las horas menos calurosas para agilizar el trabajo y recoger el grano producido a lo largo de estos últimos meses. La recolección se alargará hasta mediados de julio. 
Aún es pronto para tener una valoración completa de la producción y el rendimiento. No obstante, ya existen unos primeros datos que confirman que «será un año por encima de lo que es la media, pero con matices», indica el secretario provincial de Asaja Cuenca, Manuel Torrero, que puntualiza que los rendimientos «no son homogéneos en toda la provincia». 
Es decir, «hay parcelas de un rendimiento excelente, pero nos hemos encontrado con otras que todo apuntaba a que el rendimiento iba a ser mejor y no está siendo así».
En ese sentido, el responsable de la organización agraria cuenta que en la zona de la Manchuela y, concretamente en Villanueva de la Jara, Villamayor de Santiago, La Almarcha o Villarejo-Periesteban, así como las localidades cercanas a la autovía A-3 «se están dando unos rendimientos buenísimos», pero «están llegando datos de otras localidades en las que  no va a ser así de constante».  
Lo que no cambia respecto a campañas anteriores son los bajos precios que se siguen pagando en origen. El agricultor ha visto en los últimos años como se iba reduciendo la cuantía paulatinamente.
Precios. «Sufrimos una sucesión de cotizaciones de precios a la baja que ya no están justificados bajo ningún concepto, si atendemos a lo que está ocurriendo en otras partes del mundo», dice Torrero, que explica que las tarifas internacionales están ahora por encima de los que se debían reflejar en nuestro país. Hay una presión a la baja intencionada, sin argumento, para reducir el precio en todas las lonjas nacionales».
En ese sentido, apunta Torrero que los grandes consumidores de cereal, las empresas dedicadas a la fabricación de pienso, «hacen uso de los precios internacionales y los trasladan a la producción». Sin embargo, «hay una intencionalidad de bajar los precios» por parte de los intermediarios, «que son los que ofrecen la cantidad al agricultor».
Por otro lado, apunta, España tendrá una producción de 11 toneladas de cereal y el consumo interno será de nueve toneladas, por lo que opina que «no hay  un desfase tan grande como para prever que hay un hundimiento de precios por exceso de producción».
Recuerda el secretario general que «hace cuatro meses nos manifestamos por unos precios justos» y, tras el confinamiento, «estamos peor que antes. No ha cambiado e incluso ha ido a peor». Es por ello que Asaja Cuenca «ya trabaja en buscar la manera para manifestarnos y continuar el plan que dejamos pendiente a finales de febrero y principios de marzo. Vamos a intentar seguir con las reivindicaciones».

Primera productora de cebada de España. La provincia conquense sigue ostentado el primer puesto de provincias productoras de cebada de España, con el 9,8 por ciento de la producción total. Según el último informe de Avances de Superficies y Producciones de Cultivos que publicó en abril el Ministerio de Agricultura, Cuenca se eleva hasta las 263.250 hectáreas de las 2.686.172 hectáreas que se cultivan en el país. Los datos provisionales recabados indican que se han sembrado 205.400 hectáreas de cebada de dos carreras y el resto de cebada de seis carreras –cultivada en zonas más húmedas–.
Lejos de Cuenca, en este hipotético ranking, se encuentra la provincia de Huesca que ocupa el segundo puesto con 190.000 hectáreas contabilizadas y tercera es Valladolid con 185.750. Por comunidades autónomas,  Castilla-La Mancha es la segunda productora, con 794.907 hectáreas, por detrás de Castilla y León (796.240 hectáreas).
De las cerca de 320.000 hectáreas de cereal de invierno que se siembran en la provincia, el 82 por ciento corresponden a cebada. Cabe recalcar que los datos que ofrece Agricultura son provisionales y la cifra se elevará cuando concluya la campaña. El resto de la producción es una suma de trigos, avenas y triticales (cereal híbrido que se compone de trigo y centeno). 
El número de hectáreas dedicadas al trigo blando y al duro, 35.560, sube en 2.000 respecto al año anterior. Se mantiene la avena con 9.720 hectáreas sembradas y el triticale con 9.920 hectáreas. El centeno, por su parte, es testimonial con 945 hectáreas cultivadas.