Quesos conquenses que triunfan en el mundo

J. López
-

Una quesería de Villarejo de Fuentes que apuesta por la internacionalización y la asistencia a misiones comerciales triunfa en varios concursos internacionales

Quesos conquenses que triunfan en el mundo

El mejor queso del mundo de oveja artesano tiene nombre y apellidos conquenses. Una pequeña empresa de Villarejo de Fuentes se encarga de elaborar 14 tipos de este manjar manchego que tanta aceptación está teniendo en el mercado internacional. De hecho, el éxito es tal que ya han cosechado varias medallas en certámenes internacionales en los que concurren las mejores empresas fabricantes de queso de Europa. A las medallas del World Cheese Awards logradas en los últimos años se suman los tres premios del International Cheese Awards de Reino Unido a finales de julio, y las cinco estrellas para tres de sus quesos (semicurado, curado en manteca, y curado en miel y orégano) en el Great Taste de Londres que se celebró a primeros de agosto. Para esta empresa familiar de Cuenca, que arrancó su actividad hace 30 años, la internacionalización se ha convertido en la manera de crecer, crear empleo e incluso asentar población en esta pequeña localidad. «Con este producto y la forma de trabajar, creo que tenemos un camino largo por recorrer pero un potencial grandísimo para crecer», dice el responsable de ventas, Diego Álvarez. Los productos que se elaboran en la quesería tienen como destino Reino Unido principalmente, aunque también se comercializan en Alemania, Suecia o Suiza y se mantienen relaciones comerciales con mercados «interesantes» como Perú, Canadá o Kuwait.
Respaldos económicos. La apuesta decidida por la internacionalización llegó hace dos años con las misiones comerciales que se efectúan desde el ICEX España Exportación e Inversiones y el Instituto de Promoción Exterior de Castilla-La Mancha (IPEX) y la Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam), cuya labor es fundamental para llevar a cabo las misiones comerciales que se desarrollan en países de todo el mundo. «Es de una importancia vital. Si quieres crear un plan de exportación tienes que tener primeramente un respaldo económico, que te dan ellos en forma de subvenciones; en formación, con cursos a lo largo de todo el año; y en dudas y consultas», expone el responsable de ventas, quien desvela que próximamente acudirán a dos misiones comerciales en Suecia y Dinamarca. 
Asimismo, cree que el queso manchego elaborado de forma artesanal puede competir con otras denominaciones de los países con los que se quiere establecer una relación comercial. Entre otras razones porque «el queso manchego es conocido en todo el mundo y está considerado como uno de los cinco mejores. Es mucho más reconocido fuera de España que aquí y, la calidad, es la bandera que nos distingue».
Lo cierto es que la exportación se ha convertido en la solución para que las empresas puedan crecer e introducir su producto en el mercado globalizado. «Es la forma de crecer más rápida», insiste en encargado de la comercialización, quien considera que el mercado nacional «no valora tanto el producto porque está saturado, hay mucha desinformación en cuanto al queso manchego y se piensa que cualquiera que se elabora en la comunidad ya tiene la denominación». Ahora bien, lo bueno de la internacionalización es que «suelen ser pedidos grandes y periódicos. El volumen de facturación crece más rápido con la exportación y si te asientas en buenos mercados tu empresa crecerá».