Segunda estrella 'bleu'

SPC
-

Francia conquista el Mundial 20 años después al vencer a una Croacia que mereció más en Moscú

Segunda estrella ‘bleu’ - Foto: KAI PFAFFENBACH

Veinte años después de lograrlo en su templo de Saint-Denis, con Didier Deschamps como capitán y con Zinedine Zidane de gran figura, Francia impuso ayer ante Croacia la ley del más fuerte para convertirse por segunda vez en su Historia en campeona del mundo, esta vez en Moscú.
El coliseo del Luzhniki fue el magno escenario de un cambio de orden, quizá de estilo tras el buen gusto del juego combinativo de España en 2010 y de Alemania en Brasil 2014. El bloque galo representa un modo que apuesta más por la firmeza defensiva,  el orden, el equilibrio, el aprovechamiento al máximo del balón parado y el vértigo de ese joven descarado que se llama Kylian Mbappé que, junto al ‘Principito’ Antoine Griezmann, convertido en nuevo ‘rey’, han guiado a este equipo hasta el título.
En el tablero del Luzhniki, la Ajedrezada asumió su rol. Fue valiente. No dudó en llevar las riendas del envite. Y su adversaria, encantada, entregó el balón a los Modric, Rakitic y compañía, a la espera de enganchar una contra o un balón parado. Y, de hecho, así llegó el primer tanto del choque, Griezmann botó una falta y un toque desafortunado de Mandzukic, el hombre que situó a Croacia en la lucha por la gloria, se metió el primer autogol en la Historia de las finales de un Mundial y adelantó a los ‘bleus’.