Diputación destina 396.000 euros a una vía de Valdeolivas

Redacción
-
Diputación destina 396.000 euros a una vía de Valdeolivas - Foto: Miguel Ángel Ramón Duque

Las obras consisten en la mejora del firme de la carretera CUV-9002 entre la localidad y Villar del Infantado

La Diputación Provincial de Cuenca va a invertir un total de 396.000 euros en la mejora del firme de la carretera CUV-9002, entre el cruce con la CM-2023 (Salmeroncillos-Cañamares), en Valdeolivas, y la entrada al casco urbano de Villar del Infantado. Carretera que ha visitado hace unos días el presidente de la institución provincial, Benjamín Prieto, acompañado del primer edil de Valdeolivas, Antonio Quirico Alcántara, y la alcaldesa de Villar del Infantado, Ana María Gamboa, y donde ha llamado la atención sobre la reciente firma del contrato de adjudicación de esta actuación a la empresa Gismero, por lo que ha mostrado su confianza en que las obras comiencen en breve.
Una intervención que, según ha recordado, forma parte del plan de carreteras impulsado por la Diputación en los últimos tres años con más de una docena de actuaciones con una inversión superior a los 15 millones de euros, que se viene a sumar a los más de 110 millones invertidos en los últimos ocho años en el mantenimiento de la red viaria provincial.
Y es que, en su opinión, esta mejora del firme era más que necesaria a tenor de estado de conservación que presenta esta carretera con un firme bastante deteriorado, numerosas grietas y algunas deformaciones, como roderas, raíces, etc. De ahí que se haya apostado por su acondicionamiento, sobre todo para mejorar las condiciones de seguridad vial de los usuarios, aunque también para facilitar el tráfico y las comunicaciones en una zona de la provincia con un especial potencial agroalimentario, con su aceite de oliva como máximo exponente, y, como no, su interés turístico con municipios de traza medieval como Valdeolivas y su preciosa iglesia románica.
 Actuación
La intervención prevista en estos casi siete kilómetros de carretera, con una anchura de 5,20 metros, pasa por la mejora del firme de su actual trazado, que conllevará labores de limpieza y desbroce de márgenes y cunetas en todo el tramo, la ejecución de arquetas con desarenador y aletas, el revestimiento de cunetas en zonas con pendientes longitudinales inferiores al 1% o superiores al 4%, el fresado de 5 centímetros de espesor y reposición con mezcla bituminosa en caliente, el refuerzo de firme mediante el extendido de mezcla bituminosa en caliente en todo el ancho de la calzada, la pavimentación de la entrada a caminos en una longitud de 6 metros con extendido y compactación de 10 centímetros de zahorra y posterior asfaltado, la reposición de la señalización horizontal y vertical, la colocación de barreras de seguridad sin separador y la restitución de servidumbres y servicios afectados.
En definitiva, una intervención de envergadura en esta carretera que, tal y como ha recalcado Prieto, no hay que olvidar que conecta la zona de Valdeolivas, Salmeroncillos y Albendea con la carretera nacional N-320 y, por lo tanto, con las capitales de Cuenca y Guadalajara.