scorecardresearch

Kichi: "Somos obreros y no delincuentes"

Europa Press
-

El alcalde de Cádiz respalda la huelga indefinida de los trabajadores del metal, que cumple su cuarto día con nuevos disturbios entre manifestantes y antidisturbios

El alcalde de Cádiz, megáfono en mano, se dirige a los manifestantes de la huelga del metal - Foto: Román Rí­os

El alcalde de Cádiz, José María González Kichi, se ha dirigido a los trabajadores del sector del metal que se han concentrado en la plaza de San Juan de Dios, a las puertas del Ayuntamiento dentro de su itinerario de manifestación, para mostrarle su apoyo y "acompañar a los compañeros de la lucha del metal". "Somos obreros y no delincuentes", ha afirmado para unirse así a la proclama que los trabajadores del metal reivindican desde el comienzo de la huelga indefinida, que cumple ya su cuarto día.

Así, González se ha dirigido a los trabajadores concentrados para proclamar que son "obreros que lo único que defienden es el pan de su casa y la dignidad de sus personas y de su trabajo". "No queremos ser esclavo, somos operarios, profesionales del metal", ha dicho.

No obstante, ha querido ser breve en su mensaje para dejarle claro a los trabajadores que ellos son "los protagonistas de esta lucha", los que tienen que "tener el altavoz en la mano". "Nosotros desde el Ayuntamiento siempre vamos a estar con vosotros y siempre os vamos a acompañar en lo que estiméis oportuno", ha concluido.

Antes de estar con los trabajadores, el alcalde ha criticado a través de su cuenta oficial de Twitter al portavoz de IU en el Congreso y secretario de Estado de la Agenda 2030, Enrique Santiago, que en una entrevista en RNE ha pedido a los trabajadores "que tengan confianza en el trabajo que está haciendo este Gobierno".

"Pido a los trabajadores que tengan confianza en su reivindicación colectiva", ha afirmado el alcalde de Cádiz en su cuenta para transmitir así "un mensaje distinto al de Enrique Santiago" y recordar que "al Gobierno le exigimos que se ponga de parte de los trabajadores, que impida el cierre de Airbus y dote de un convenio digno los astilleros".

 

Nuevos disturbios

En la cuarta jornada de huelga indefinida de los trabajadores del metal de Cádiz, en la capital, los huelguistas han tratado de cortar el Puente de la Constitución 1812, donde se han enfrentado con antidisturbios, que han cargado contra los manifestantes.

Por otra parte, la carretera de San Roque a La Línea de la Concepción, la CA-34, donde se ubican gran parte de las grandes industrias del Campo de Gibraltar, se ha cortado al tráfico por parte de los manifestantes allí congregados.

Es el mismo punto en el que el pasado miércoles se registraron incidentes y donde se impidió el acceso al Hospital de La Línea. Desde el pasado jueves, en cambio, sí se permite el paso de ambulancias y pacientes con citas médicas.

Cabe recordar que la huelga indefinida se mantiene debido a que el encuentro convocado en la tarde del pasado jueves en Sevilla finalizó sobre las 02:00 horas sin acuerdo, después de que los sindicatos rechazaran la propuesta de la patronal de incorporar en el convenio colectivo subidas anuales del 2% por considerarlas "insuficientes".

El secretario general de FICA UGT Cádiz, Antonio Montoro, lamentó que, tras dos jornadas de intensa negociación, la patronal sigue en una posición "intransigente" y ofrece un porcentaje fijo que no garantiza a los trabajadores la subida del IPC real.

"A pesar de los dos días de negociación intensiva que hemos tenido, no ha sido posible. Continuamos con los piquetes informativos y ya se dará otra ocasión de negociación", explicó Montoro en declaraciones a Canal Sur Radio. "Esto es lo que ahí y no tenemos más remedio que no llegar a un acuerdo con la patronal", subrayó.

El foco del conflicto sigue centrado en la renovación del convenio colectivo, cumplido desde diciembre del pasado año. Para la patronal, las subidas del 2%, 2,5% y 3% que piden los representantes de los trabajadores, además de la rebaja de cuatro horas de trabajo cada año, conllevarían "la desaparición de la industria gaditana, que tendría que competir con las de otras provincias que parten de una situación más ventajosa".

Tras no alcanzarse un acuerdo entre las partes en este segundo intento negociador, la Bahía de Cádiz encara su cuarta jornada de huelga de los más de 20.000 trabajadores del sector del metal.