Los sindicatos de Iberdrola rechazan el supuesto espionaje

EFECOM
-

Los agrupaciones de trabajadores de la eléctrica creen que las acusaciones del 'caso Villarejo' son una "maniobra" para debilitarla y facilitar una eventual compra

Los sindicatos de Iberdrola sospechan que, detrás de las últimas acusaciones contra la compañía por presuntas tareas de espionaje supuestamente encargadas al excomisario José Villarejo, puede haber una "maniobra" para debilitar al actual Consejo de Administración, devaluar el precio de la acción y facilitar una eventual compra.
En un comunicado interno suscrito por las secciones sindicales de la eléctrica, los firmantes apuntan que Iberdrola puede estar reviviendo "situaciones pasadas, cuando un grupo de poder intentó tomar el control del Consejo de Administración".
"Pudiéramos estar asistiendo a una maniobra parecida con la intención de que algún grupo poderoso debilite la credibilidad del actual Consejo de Administración y devalúe el precio de la acción", señalan los sindicatos.
Los firmantes aseguran confiar en las explicaciones que ha proporcionado la dirección de Iberdrola, "en la trayectoria de la compañía" y en la acción de la justicia.
En este sentido, explican que la empresa les está informando "regularmente" y se ha reunido en varias ocasiones con los representantes de los trabajadores, la última vez ayer mismo.
Según los sindicatos, la dirección les ha trasladado que en todo momento "ha actuado con responsabilidad, transparencia y legalidad".
Los sindicatos se muestran convencidos de que "los mecanismos internos de Iberdrola demostrarán la buena praxis" de la compañía.
A través del comunicado, las secciones sindicales envían un mensaje de "unidad" y "serenidad" a toda la plantilla.
Los firmantes del comunicado son UGT, CCOO, USO, ELA, SIE y Atype-Cc.