scorecardresearch
Javier Ruiz

LA FORTUNA CON SESO

Javier Ruiz


La catetada

25/11/2021

Miquel Iceta llegó el otro día a Toledo y lo primero que hizo fue hacerse una foto con Cervantes. Él mismo lo dijo después, en el Museo de Santa Cruz, a donde acudió para presidir la Mesa de la Moda de España. Iceta es personaje único, inclasificable; soy de los que nunca lo minusvaloraron y siempre miró con expectación. Uno esperaba, por aquello del tópico, verlo bailando un Freddy Mercury y gritando como Penélope aquello de Pedrooooo… Pero no fue así… Vimos a un Iceta contrito, sereno, muy del régimen, casi tanto como Moscardó, ministro de Deportes. Y dijo que era una vergüenza y una catetada negarle al Quijote una estatua en Barcelona.
Le voy a contar el lector la intrahistoria de todo esto. Quien le hizo la pregunta de marras fue este que ahora escribe… Y sobre la marcha le inquirí asegurando que el PSC, partido del que él es principal responsable, votó en contra… Sobre la marcha, la especialidad del PSC, me corrigió y me dijo que no, que el PSC se había mostrado a favor de la estatua y que en absoluto se opondría a levantar una imagen al Quijote… Uno, que la deformación profesional la lleva como Quasimodo la joroba, se calló y continuó la pregunta por el derrotero que me interesaba… En cualquier caso, qué piensa usted de la decisión adoptada por el ayuntamiento de Barcelona. Y ahí vino la rajada.
La rajada inmisericorde, vana, absurda, melancólica y diletante del primer secretario de los socialistas catalanes, que no sabe ni lo que vota su grupo o partido en el ayuntamiento de Barcelona o, a lo mejor, ni le interesa… La rajada de un señor que viene a Toledo para hablar de la Vega Baja y al paso se hace una foto con Cervantes, que es muy chic, aunque Colau diga que no… Ese es el verdadero problema del PSC y, por ende, del Partido Socialista… Que en cada sitio dice una cosa y la contraria a la vez, según sea el auditorio. La peña les compra el discurso amparados en el buenismo o en aquello otro de 'virgencita, virgencita, que me quede como estoy'. Iceta es un bailarín excelente para El Cascanueces, pero nunca nadie nos preguntó qué tal sería de ministro de Cultura. Miquel, qué majo eres.
Hacerse una foto con Cervantes en el Arco de la Sangre está muy bien, aunque en su día el PSOE la puso verde porque se le ocurrió a Fernando Cirujano, que era del PP y no alcanzaba el parámetro. Es lo que tiene la retroprogresía de la izquierda… Que se cree que la cultura es ella… Y ahora resulta que es uno de los monumentos más fotografiados de Toledo, porque quien viene se quiere hacer una foto con Cervantes del brazo. Como Iceta… Solo por eso me da ternura y le perdono todos sus pecados.
Cuando lo nombraron ministro, corrió como la pólvora de móvil a móvil su imagen como Paco Martínez Soria en La ciudad no es para mí. No era para tanto, Miquel, pero ahora dices que es una catetada no levantar una estatua a Cervantes en la Barceloneta. Aunque sea de forma freudiana, reconforta comprobar cómo la teoría del error y el subconsciente termina por alumbrar la verdad. Claro que es una catetada negar una estatua al Quijote en Barcelona. Lo mismo que la horterada vacua de decir una cosa y la contraria, según donde te halles. Y así estamos, que no sabemos si hemos controlado el golpe de Estado en Cataluña o lo hemos extendido al resto de España. Pero, vamos, que somos unos fachas.