Los socialdemócratas se imponen por la mínima en Finlandia

Europa Press
-
Los socialdemócratas se imponen por la mínima en Finlandia - Foto: LEHTIKUVA

El SDP ha sido la formación más votada en las legislativas con un 17,7 por ciento de los votos, apenas dos décimas por delante del ultraderechista Partido de los Finlandeses. Los comicios han deparado un Parlamento muy fragmentado.

Los votos del SDP se traducirán según las proyecciones en 40 del total de 200 escaños del Parlamento finlandés, mientras que el Partido de los Finlandeses controlará 39 escaños (el 17,5 por ciento de los apoyos). Es la primera vez en la historia del parlamentarismo finlandés en la que ningún partido supera un 20 por ciento de respaldo popular.

Por detrás de estos dos partidos se sitúa el conservador Partido de la Coalición Nacional (NCP), con un 17 por ciento de votos y 38 escaños; y del Partido del Centro de Finlandia del primer ministro saliente, Juha Sipila (13,8 por ciento y 31 asientos), unos datos correspondientes al 100 por ciento del escrutinio. 
La ecologista Liga Verde ha obtenido un 11,5 por ciento de votos y 20 escaños y la Alianza de Izquierda se ha situado en el 8,2 por ciento de votos y 16 puestos. Por detrás quedan el Partido Popular Sueco de Finlandia (4,5 por ciento y 9 escaños) y el Partido Cristianodemócrata (3,9 por ciento y 5 representantes). 
Reforma Azul, una escisión del Partido de los Finlandeses, en cambio se hunde y apenas logra un 1 por ciento de votos. Los otros dos escaños para sumar los 200 del Parlamento han ido a parar a otros candidatos. La participación ha sido del 72 por ciento.

 

Aritmética compleja 

Los datos dan lugar a un escenario en el que serán necesarias amplias alianzas para lograr un Gobierno estable. Los socialdemócratas podrían tener opciones para formar gobierno dada la negativa de los líderes de las principales formaciones a pactar con la ultraderecha. Los aliados naturales del SDP serían los ecologistas y la Alianza de Izquierda. Entre las tres formaciones de izquierda sumarían 76 de los 200 escaños, mientras que la derecha y la ultraderecha sumarían 69 asientos, lo que convertiría al ahora gobernante Partido del Centro en la llave de la gobernabilidad. 

Tras declararse vencedor de los comicios, el líder del SDP, Antti Rinne, ha subrayado que "la reforma contra el paro y la de la educación serán las prioridades del gobierno que lidere. También los impuestos".